Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Foxcatcher”: El sueño americano

[8/10]   Lo de menos en “Foxcatcher” es la lucha libre que centra la actividad de sus protagonistas. Lo que realmente importa en la película de Bennett Miller es el esfuerzo por ganar en autoestima que John du Pont y Mark Schultz mantienen consigo mismos. El primero es un millonario americano que intenta a cualquier precio ponerse la medalla del triunfo personal y desvincularse de su madre. El segundo es el campeón de la Olimpiada de Los Ángeles que siempre ha vivido a la sombra de su hermano Dave, y que ahora quiere hacerlo en solitario. Son almas heridas en su infancia, hombres frustrados en sus expectativas más íntimas, personas desequilibradas emocionalmente que intentan alcanzar su sueño americano sobre la mentira y la apariencia. Porque el único amigo de John estaba pagado por su madre, y el único de Mark era su propio hermano… del que ahora se quiere desligar.

Foxcatcher 1

Sin duda, ambos sufren cierto trastorno psicológico y sienten una presión que puede haberles impedido crecer, que tratan de paliar con el uso de la fuerza (o de las armas), lo que origina una relación de amistad interesada y destructiva. Esa perturbación les impide llevar una vida familiar o mantener una relación afectiva, y su vida se reduce a la obsesión enfermiza por afianzarse en su objetivo, por ser definitivamente el centro del escenario. Pero además de esa faceta personal, Miller busca la metáfora política en torno al sueño americano con el patriotismo por bandera, para mostrar la mentira y debilidad que se esconde tras ese combate amañado o ese entrenador de paja. Todo el orgullo americano se esfuma en un santiamén, y toda la grandeza se viene abajo cuando sale a relucir un pasado traumático o un presente patético. Ni el niño grande que es John ni el robusto frágil que representa Mark son capaces de sobreponerse a la realidad de sus vidas, y de ahí que asistamos a una debacle que se ve venir desde el inicio.

Foxcatcher 2

Bien rodadas e interpretadas las escenas de lucha, mejor dibujados los perfiles psicológicos de sus personajes en el guión, y estupendamente interpretados por el trío de actores: Steve Carell se presenta con un rostro tan opaco como temible en su carácter monstruoso, mientras que Mark Ruffalo asume el papel de hermano sensato y entrañable a la vez que ejercita un gran despliegue físico (ambos están nominados a los Oscar); por su parte, Channing Tatum consigue transmitir la debilidad psíquica y el desconcierto de quien se siente solo y se va quedando cada vez más solo. Con todo, el espectador asiste con extrañeza a lo que está viendo aunque haya sido advertido de que responde a hechos reales, y vive la pesadilla que se está generando. Porque lo importante en “Foxcatcher” es el retrato psicológico de los personajes y su trasfondo político, las relaciones de dominio entre los personajes y los intentos por liberarse del pasado.

Foxcatcher 3

Una desgarradora y oscura película sobre una historia de inseguridades e insatisfacción vital, donde los golpes se dan en el alma más que en el cuerpo, donde dos hombres buscan la figura paterna sin encontrarla, donde se masca la tensión y la tragedia en un ambiente opresivo. “Foxcatcher” tiene hondura y está construida con una narrativa de varias capas… estando más lograda la antropológica que la política, con un buen uso de la sugerencia y de la información dosificada, con una cámara que violenta al espectador hasta hacerle sentir el desasosiego ante el sueño americano.

Calificación: 8/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Foxcatcher”, © 2014 Annapurna Pictures. Todos los derechos reservados.

Publicado el 10 febrero, 2015 | Categoría: 8/10, Año 2015, Biopic, Críticas, Drama, Hollywood

Etiquetas: , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve