Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Trash: Ladrones de esperanza”: Una aventura en la favela

[5/10]   Río de Janeiro se prepara para los Juegos Olímpicos y la corrupción trata de hacer su agosto… hasta que entran en acción tres valerosos niños de las favelas, decididos a desenterrar los sucios negocios del alcalde, del mundo empresarial y de la propia policía. Ellos son Rafael, Gardo y Rato y viven en uno de los vertederos del suburbio, al amparo de la parroquia y buscando entre la basura el modo de sobrevivir a la miseria. “Trash: Ladrones de esperanza” quiere ser una denuncia del estado de putrefacción moral de la sociedad brasileña, y se queda en una aventura juvenil de unos pequeños héroes que solo querían “hacer lo correcto”. Su mensaje bienintencionado no pasa del terreno más superficial, y el espectador no llega a entrar en el drama que viven los pequeños ni sale convencido de que lo que ha visto pueda tener algún rastro de verosimilitud… y eso que la realidad es de todos conocida.

Trash-Ladrones de esperanza 4

Stephen Daldry baja a la favela y recoge toda la basura orgánica y moral posible, pero nunca adopta una estética realista ni un vigor dramático que encandile. Su puesta en escena es hollywoodiense y alejada de la verdadera calle, mientras que su fotografía suaviza todas las aristas de la sociedad y parece más bien el resultado de un estudio de luces. En cuanto al retrato de personajes, un policía muy malo y torpe, un político que solo es una sombra sin perfilar, y unos niños capaces de driblar a todas las fuerzas de seguridad y de descifrar sagazmente un código alambicado. Ningún personaje tiene hondura y ninguno es creíble en su actuar, pero si el trabajo de Daldry naufraga es sobre todo por su deficiente guión: el espectador corre con los niños de un sitio para otro sin saber bien hacia dónde va, trata de desentrañar unas pistas de artificiosa elaboración  aunque es evidente que apuntan a la corrupción, y termina haciendo un acto de fe porque los corruptos merecen una lección y un castigo.

Trash-Ladrones de esperanza 1

Además, a los personajes les falta fuerza y convicción y todo queda reducido a correrías de unos chavales justicieros, mientras que a los actores les falta naturalidad y autenticidad. Con los niños no está fino Daldry en su labor de dirección, mientras que Rooney Mara y Martin Sheen asisten como convidados de piedra a una historia en la que no pintan nada. Ningún favor les hace, por otra parte, el doblaje al castellano de la cinta pues con él aumenta el aire de impostura que respira cada diálogo y cada situación. Sorprende, por ello, que el director haya perdido la frescura de “Billy Elliot”, la sensibilidad de “Las horas” o la emotividad de “Tan fuerte, tan cerca”… porque este trabajo carece de sutilidad, no arranca ningún momento de intensidad dramática y deja frío a quien se sienta en la butaca.

Trash-Ladrones de esperanza 3

Hay quien la ha comparado a “Slumdog Millionaire“, y efectivamente tienen en común esa infancia vivida en la miseria material pero con grandeza moral, y algún otro recurso como los testimonios de los personajes mirando directamente a cámara, pero le falta su intensidad y su chispa. En definitiva, en “Trash: Ladrones de esperanza” todo suena a falso y sus buenas intenciones aparecen tan subrayadas que se miran siempre desde la distancia. Por eso, se puede decir que con el trío de héroes de la favela no hacemos otra cosa que vivir una aventura descafeinada tratando de aprender a hacer lo correcto.

Calificación: 5/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Trash: Ladrones de esperanza”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2014 Working Title, O2 Filmes y PeaPie Films. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 1 diciembre, 2014 | Categoría: 5/10, Año 2014, Críticas, Drama, Gran Bretaña, Thriller

Etiquetas: , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve