Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Seminci’59 (lunes 20): La muerte en todos sus formatos

Comenzamos el lunes con una adaptación de “La señorita Julia” de Strindberg, que Liv Ullmann lleva a la pantalla con “Miss Julie”. Impecable en sus aspectos artísticos, con una fotografía y un vestuario elegantísimos, y también en unas interpretaciones que se resuelven de manera brillante. Se ve que la directora es sobre todo actriz, y por eso presenta un trío de primera para los papeles de Julie, John y la cocinera: son Jessica Chastain, Colin Farrell y Samantha Morton, con trabajos de gran intensidad como corresponde a una historia de amor imposible entre la hija de un barón irlandés y el criado de la casa. Pasión y orgullo para una desbocada y contradictoria relación de amor/odio, donde las diferencias de clase se convierten en obstáculo insalvable y donde los sexos chocan tanto como se atraen. Con todo, las extraordinarias interpretaciones y la cuidada labor artística no consiguen que la historia resulte cercana, excesivamente teatral y representacion que se ve desde fuera, alargada además de manera innecesaria en su camino a la tragedia.

 Miss Julie 3

A una pasión desatada le siguió otra más espiritual y contenida, la experimentada por María en “Kreuzweg (Camino de la Cruz)”. Su director, el alemán Dietrich Brüggemann, construye el drama a partir de catorce episodios para presentar el camino que recorre una adolescente que desea ante todo querer a Dios, y que vive constreñida en el seno de una familia católica y rigurosa en su educación religiosa. Es ciertamente un vía crucis para ella y en parte también para el espectador, que sufre como si de un martillo pilón se tratara la caricatura del catolicismo deshumanizado que presenta el director. Todo es represión del sentimiento, ausencia de sensatez y abundancia de sentido negativo… hasta anular a un alma buena y sensible que padece el rigorismo fundamentalmente de su madre. Exceso de catequesis ideológica en el que se salva la dulzura e inocencia de Lea van Acken, que aporta una mirada pura a una realidad manipulada por unos y otros. Si la película se contempla desde la perspectiva de la educación adolescente y no desde la religiosa, gana enteros porque no le falta sensibilidad para afrontar la cuestión.

Camino de la Cruz 1

Por último, la tarde nos dejó una comedia americana que protagoniza Robin Williams, “El hombre más enfadado de Brooklyn”, de Phil Alden Robinson. Fuera de concurso e incorporada in extremis a la Sección Oficial en sustitución de otra cinta, la película tiene sabor de despedida y homenaje por ser el último trabajo de Robin Williams (que ejecuta todo su repertorio de gestos histriónicos). Él es Henry, un hombre continuamente de mal humor al que le diagnostican un aneurisma cerebral y, un poco por error y otro por precipitación, la doctora que le atiende –Mila Kunis– le da 90 minutos de vida. Será el tiempo que tenga para intentar reconciliarse con tanta gente de la que últimamente se ha distanciado, sobre todo de su mujer y de su hijo. Carreras, histerias, equívocos y unos flash back impostados y dulzones son la materia para una comedia del montón, con poca gracia y nada que destacar. Y, sobre todo, llama la atención que esta película esté en la Seminci y en la Sección Oficial, porque ni es cine de autor, ni aborda ninguna cuestión de interés humano-social, ni aporta nada al cine ni al espectador. Puro compromiso o apaño de circunstancias.

El hombre más enfadado de Brooklyn 1

En las imágenes: Fotogramas de “Miss Julie” © 2014 Golem Distribución. Todos los derechos reservados. De “Kreuzweg (Camino de la Cruz)” © 2014 Caramel Films. Todos los derechos reservados. De “El hombre más enfadado de Brooklyn” © 2014. A Contracorriente Films. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 21 Octubre, 2014 | Categoría: Año 2014, Opinión, Seminci

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve