Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Seminci’59 (jueves 23): De padres, hijos y hermanos

En el día de Turquía en la Seminci, la mañana comenzó con una fábula ambientada en la Anatolia más pobre y áspera. En “Kuzu (El corderito)”, Kutlug Ataman nos presenta a una familia que prepara la fiesta de circuncisión del hijo menor, Mert. Necesitan un cordero, pero no tienen dinero… y es entonces cuando interviene Vicdan, que hace creer a su hermano pequeño que, si no consiguen el corderito, su padre le sacrificará a él, con lo que genera una situación de huida y desconfianza que se extenderá al resto de la familia. El director consigue transmitir una sensación de inocencia e ingenuidad a través de la mirada del niño, y resulta simpática la relación con su hermana. Más dudoso es que la moraleja llegue al público adulto, que asiste atónito a un desenlace sin fuerza ni convicción, donde se ha cambiado de registro narrativo sin avisar al espectador. Como sucedió ayer con “Parking”, hemos vuelto a experimentar que la Seminci se queda pequeña y sin ningún descubrimiento, que las propuestas para la Espiga no terminan de convencer… más allá de los cineastas consagrados, que eran una apuesta segura.

El corderito 1

Una de esas películas que sí han respondido a las expectativas es “Alguien a quien amar”, de Pernille Fischer Christensen. Toda la intensidad emocional tan frecuente en el cine danés aparecen en la historia del cantautor Thomas Jacob, que regresa a su país para grabar un disco, tras un largo periodo de drogas, alcohol y divorcios. La sorpresa llega cuando en Dinamarca se encuentra con su hija y su nieto -de los que está distanciado- que vienen a perturbar su soledad y aislamiento. Parece que las drogas corren por las venas de la familia, y al poco tiempo Thomas Jacob tiene que hacerse cargo del pequeño… en una segunda oportunidad. Si la historia supone ya un drama familiar de primera magnitud, la aportación de Mikael Persbrandt es decisiva para penetrar en ese alma mil veces rota que se ha encerrado en su mundo, para ver la tensión interior que respira cada mirada y la lucha que se plantea en cada encrucijada de la historia. También el trabajo de Tryne Dyrholm es brillante. De la cárcel interior al amor como llave para salir de uno mismo, del miedo paralizador al compromiso con la verdad, del trabajo como refugio al encuentro personal que libera… todo aparece en esta cinta. Por otro lado, encontramos contención emocional para un entorno nevado que da idea del estado interior de los personajes. Una buena película para quienes busquen intensidad emocional en historias de redención personal.

Alguien a quien amar 1

Por último, fuera de concurso llegaba “Rastros de sándalo”, de la catalana María Ripoll. Asistimos a la historia de búsqueda por parte de una exitosa actriz de Bollywood, Mina, de su hermana pequeña Sita… a quien se arrancó de su lado en la India cuando tenía tres años. Tras investigaciones, descubre que fue adoptada y vive en Barcelona. Con su marido, viajan a la Ciudad Condal para descubrir que ahora se llama Paula y es bióloga investigadora, que no conoce sus orígenes ni tiene recuerdos de aquel tiempo, y que en ese momento sufre un shock que le obliga a plantearse toda su vida. La historia es buena y atractiva, pero la pena es que falla el guión… muy irregular e inverosímil en tantos giros, con demasiadas estampas pintorescas, con más de un momento de concesión al sentimiento fácil y a lo políticamente correcto. Además, no se consiga dar a la imagen la fuerza que tiene el relato, casan tan mal los mundos y estéticas de la India y de Barcelona… y al final parece que la directora no ha sabido entrar en sus mentalidades y en sus dramas personales.

Rastros de sándalo 1

En las imágenes: Fotogramas de “Kuzu (El corderito)” © 2014 Kutluğ Ataman. Todos los derechos reservados. De “Alguien a quien amar” © 2014 Golem Distribución. Todos los derechos reservados. De “Rastros de sándalo” © 2014. Golem Distribución. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone

Publicado el 24 octubre, 2014 | Categoría: Año 2014, Opinión, Seminci

Etiquetas: , , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve