Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Boyhood (Momentos de una vida)”: El paso del tiempo y sus heridas

[9/10]   En la trilogía que comenzaba con “Antes del amanecer”, Richard Linklater nos presentaba la vida de Celine y Jesse en tres fogonazos llenos de frescura y autenticidad, con aproximadamente diez años de separación entre ellos. Ahora, en “Boyhood. (Momentos de una vida)” son doce los retazos que muestran a Mason desde los seis hasta los dieciocho años. Sin embargo, en este caso no son momentos yuxtapuestos sino perfectamente ensamblados en un todo orgánico y armónico, y eso no porque trabaje con los mismos actores-protagonistas y les haya citado para el rodaje en distintos periodos de su vida real, sino porque Linklater consigue mostrar el continuum que es la vida y también los instantes que marcan la vida del chaval, como si hubieran quedado grabados en su memoria y congelados en esas fotografías que saca con tanta pasión.

Boyhood 1

Sin duda, desde el punto de vista narrativo y formal, el director emplea magistralmente las elipsis y la historia no sufre los necesarios saltos temporales, mientras que los personajes avanzan con asombrosa naturalidad y evolucionan en sus caracteres. La vida fluye y vemos cómo la mirada inocente y luminosa del niño se transforma en la de un adolescente que parece estar siempre en un entierro, o cómo su hermana Sam pierde el desparpajo y tono cursi iniciales para hundirse en un estado de autismo y somnolencia. Tampoco el entorno permanece estable, y los padres/padrastros de suceden y los mismos críos cambian una y otra vez de domicilio. Como consecuencia, el escenario familiar deja mella en Mason y Sam, y el escepticismo asoma ante un futuro en el que hay que descubrir los instantes de felicidad en cada etapa… porque no siempre es fácil capturarlos, y que empuja a preguntarse para qué sirve pasar por todo eso.

Boyhood 2

Mason (Ellar Coltrane, de niño y adolescente) adopta la actitud de un observador permanentemente insatisfecho, de alguien que tiene que madurar aceptando una realidad imperfecta que no es de su gusto, de un adolescente que le da muchas vueltas al coco tratando de entender al padrastro autoritario o a esa chica de intenciones complicadas. Lo suyo es sacar fotografías y dejar en ellas su espíritu creativo, reflejar en esas instantáneas una sensibilidad herida por la vida y también un modo narcisista de ver la realidad. Él es el centro de todo y el punto de vista con el que valorar las cosas, mientras que lo importante es sentir cosas nuevas y no pararse en los obstáculos: carpe diem se dice y hacer que toda la vida se reduzca al momento presente. En su padre (Ethan Hawke, pletórico de fuerza) ve un hombre idealista y romántico, artista y soñador… y así le quiere; en su madre (Patricia Arquette, frágil y firme a la vez) ve una mujer luchadora y responsable que no ha tenido suerte con los hombres… y así la quiere.

Boyhood 6

Ellos han sido su familia a pesar de los pesares y del fracaso como tal, aunque le hayan sumido durante esos años en un estado de confusión permanente, e incluso aunque le hayan transmitido su propia inmadurez y falta de recursos morales… como si vivieran en el universo de Harry Potter o de la guerra de las galaxias, o como si todo encontrase respuesta en esos tratados teóricos de psicología. Ahora, Mason tiene que dar el salto y enfrentarse a la realidad, asumir sus responsabilidades para así graduarse en la vida y no solo en el instituto, y en ese empeño está esa criatura de ojos azules… deseando dejar atrás el triste entierro familiar y abrirse al amor que se le presenta en su primer día de universidad. En “Boyhood (Momentos de una vida)” todo discurre sin sobresaltos ni brusquedades, y se ve con gusto y sin mirar el reloj durante las casi tres horas de duración, señal de que su director ha sabido captar la vida real, y no empantanarse en artificios de falsedad. El paso del tiempo y las heridas que deja en el alma están ahí… lo mismo que el deseo de encontrarle un sentido y de aprender a vivir.

Imagen de previsualización de YouTube

Calificación: 9/10

En las imágenes: Fotogramas de “Boyhood (Momentos de una vida)”, película distribuida en España por Universal Pictures International Spain © 2014 IFC Films, Boyhood Inc. y Detour Filmproduction. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone

Publicado el 18 septiembre, 2014 | Categoría: 9/10, Año 2014, Críticas, Drama, USA independiente

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Un comentario en ““Boyhood (Momentos de una vida)”: El paso del tiempo y sus heridas”

  1. La Mirada de Ulises » Blog Archive » “Boyhood (Momentos de una vida)”: La huella del tiempo

    […] su audaz y atractivo planteamiento, quizá por su armónico y natural desarrollo. El caso es que “Boyhood (Momentos de una vida)” es capaz de detener el instante y el devenir en algo más de dos horas, de transmitir los anhelos y […]

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve