Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Seminci’58, lunes 21: Del miedo al reencuentro familiar

No ha tardado mucho en volver el plano en negro a la Seminci. Jordi Cadena se ha encargado de ello con “La por (el miedo)”, una tragedia familiar con un padre violento que maltrata a su mujer y a sus hijos, que descarga sobre ellos toda su ira e insatisfacción. Si técnica y estéticamente la película no tiene pega alguna y sabe crear un ambiente opresivo y tenso, la voluntad de denuncia se adueña de la pantalla conforme avanza la historia, y lo explícito sustituye a la sutilidad con que ese miedo se había mostrado al comienzo (lo mejor de la cinta). Las miradas y los silencios dejan paso, de esta manera, a la contundencia y desemboca en lo que todos, no sólo lo Manel y su madre, tememos… y es que el director no está dispuesto a resolver un problema sino a cargar las tintas para que el espectador reflexione. Buenas interpretaciones, con un contenido retrato interior de la esposa y del hijo, aunque no se pueda decir lo mismo del dibujo tosco y sin matices del padre… condenado desde el primer plano a la oscuridad, casi lo mismo que le sucede a Manel con esas las leyes implacables -para Cadena- de la genética.

De Bélgica llegó música y sentimiento, aunque fuese a través de una historia italiana… porque “Marina” no es sino el sueño de un hombre, Rocco Granata, por triunfar en el mundo de la música. El director Stijn Coninx le toma de la mano cuando, siendo niño, emigra desde Calabria junto su familia, pues su padre va a trabajar en la mina flamenca. Allí descubrirá un amor de adolescencia y una pasión por el acordeón, en un camino plagado de dificultades y renuncias. “Marina” -el título responde a la canción del mismo nombre- tiene algo de “Rocco y sus hermanos” y mucho de “Cinema Paradiso”, con una historia que prefiere lo dulce y lo romántico, que no evita los momentos dramáticos pero presentados de manera suavizada. Coninx da al espectador una película positiva y amable, previsible y de personajes esquemáticos, con abundantes tópicos y una clara voluntad de complacer. Todo en este biopic respira a épica de superación en un medio hostil, a lucha por un futuro mejor desde el apoyo familiar, a triunfo de los buenos sentimientos sobre el crudo realismo. No está nada mal esto de mostrar, de vez en cuando, las dificultades de la vida desde un ángulo luminoso. El público podría premiarla pues tiene muchos condimentos para ello.

Han pasado sesenta años y la historia se repite en el Tokio de Yasujiro Ozu. Ahora es Yôji Yamada quien hace viajar a la capital nipona a un matrimonio anciano para encontrarse con sus tres hijos. “Una familia de Tokio” es homenaje y remedo de aquellos días en que tradición y modernidad se daban la mano y en los que unos padres sentían que se habían convertido en una carga para sus hijos. Y es también el descubrimiento de una entrañable Noriko que, con su cariño y espíritu de servicio, da paz a esa pareja que ve llegar el final de sus días. Auténtico viaje de despedida hecho desde el corazón y la sencillez del maestro Ozu, con una estética y una humanidad que hereda Yamada para el goce del espectador. Sin lugar a dudas, una obra maestra que arranca momentos de emoción profunda y algún que otro chispazo de buen humor… porque todos sus personajes son comprendidos y queridos, aunque no en la misma medida. El dibujo de caracteres es matizado y de gran finura, el equilibrio y ritmo narrativo permite la contemplación y participar de ese aire de familia, y las interpretaciones de todo el reparto están a la altura de la obra de Ozu -compararlas sería un gran error y una injusticia con Yamada-. La película consigue transmitir un clima de paz, de dolor e ingratitud, de sensibilidad y delicadeza que pocas veces se ve en la pantalla. Un milagro de cine que levanta en nivel de la Seminci hasta cotas difícilmente igualables.

En las imágenes: Fotogramas de “La por (el miedo)”- © 2013 Splendor Films. Todos los derechos reservados. De “Marina”- © 2013 Media Luna New Films. Todos los derechos reservados. De ” Una familia de Tokio”- © 2013 A Contracorriente Films. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 22 Octubre, 2013 | Categoría: Año 2013, Opinión, Seminci

Etiquetas: , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve