Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Prisioneros”: Guerra a Dios

[7/10]   Con “Incendies”, Denis Villeneuve consiguió que el espectador saliera de la sala de cine noqueado por lo que acababa de ver, tanto por la fuerza de la historia y por la precisión de un guión y montaje que no le dejaban respirar durante toda la proyección. Ahora se repite la experiencia con “Prisioneros”, a partir de una historia de desaparición y secuestro de dos niñas, de los esfuerzos de sus padres y de la policía por encontrarlas y hacerlo a tiempo, de bucear en el alma de sus personajes para entender cómo realmente eran prisioneros de su pasado y de su tormento. Un tema tristemente de actualidad y una factura realista que trata de mantener el suspense y la tensión, creando atmósferas turbias -la oscuridad y la lluvia son elementos esenciales- que son reflejo de heridas mal curadas y que gritan de dolor.

Villeneuve apunta a la pederastia y a la indefensión de unos padres que no se sienten protegidos por las fuerzas de seguridad, pero la laberíntica trama encuentra su sentido al final y se destapa la verdadera realidad que mueve a unos y otros. No conviene desvelar mucho de la historia, pero desde el inicio se recalca el peso del factor religioso y el carácter inestable de un individuo muy seguro de sí mismo y obcecado con su labor de padre protector o de un vecino infantilizado que es acusado del secuestro. Las reacciones de Keller Dover dan miedo por sus imprevisibles consecuencias, el aturdimiento de Alex genera sentimientos de perplejidad que se mueven entre la ternura y la desconfianza, mientras que el misterio sobre el paradero de las niñas se levanta como un enigma más en un pueblo donde cada casa encierra un secreto y una sorpresa en el sótano.

 

La subtrama del sacerdote o la del individuo que compra ropa infantil, las serpientes o los dibujos de laberintos… hay muchos detalles que marcan una pista a seguir y que sirven para relanzar la historia, y todo cobra su significado al completarse el puzzle. Hay complejidad psiquiátrica en algún personaje y en la enmarañada historia, pero la realidad es que hay quien le ha declarado la guerra a Dios, quien ha decidido tomarse la justicia por su mano, y quien no ha acabado de digerir la tragedia familiar… y todos ellos son prisioneros de un dolor manifestado en el alcohol, en el odio o en el desequilibrio mental. Se trata de una historia muy dura y con escenas cruentas que hacen que la película no sea apta para menores ni para estómagos sensibles, pero también de un trabajo de guión riguroso y milimétrico, de ambientación impactante y cargada de tensión, de equilibrio narrativo y desequilibrio emocional.

 

Mención especial merecen las magníficas interpretaciones de todos los protagonistas -gran acierto de casting y de dirección-, con Hugh Jackman en un papel que se explica en el recuerdo de esa casa abandonada, con Paul Dano dando vida a un personaje que prácticamente tiene que expresarse con el gesto, y con Jake Gyllenhaal como policía que debe lidiar entre sospechosos, incompetentes y coléricos desquiciados. En “Prisioneros” hay, por tanto, muchos personajes encerrados, unos por la fuerza de algún desalmado y otros por el dolor que corre por sus venas. Hay plegarias llenas de angustia pero no de perdón -significativa es la secuencia del rezo del Padrenuestro-, hay amor de padre pero no compasión, y hay orgullo herido pero no humanidad. Y es que, de una u otra forma, más de uno le ha declarado la guerra a Dios al considerarle responsable de sus desgracias, y se ha erigido en juez y verdugo de los hombres.

Calificación: 7/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Prisioneros” (Prisoners), película distribuida por Warner Bros. Pictures International España © 2013 Alcon Entertainment, 8:38 Productions y Madhouse Entertainment. Todos los derechos reservados.

Publicado el 13 octubre, 2013 | Categoría: 7/10, Año 2013, Críticas, Drama, Hollywood, Thriller

Etiquetas: , , , , , , , ,

Un comentario en ““Prisioneros”: Guerra a Dios”

  1. Manuel Márquez

    Excelente texto, Julio, y una coincidencia bastante grande en cuanto a la valoración global de la peli y la apreciación de sus elementos más significados. Una buena propuesta, sí.

    Un abrazo y buena semana.

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve