Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

«Cautiva (Captive)»: Una pesada crónica de muerte

[5/10]   Hay películas cuya fuerza e interés radica en reflejar aspectos de la realidad y en levantar la voz crítica de denuncia. Es el caso de «Cautiva (Captive)», coproducción en la que Brillante Mendoza recompone el secuestro de varias personas, durante más de un año, a manos de un grupo terrorista islámico y separatista del sur de Filipinas. Fueron hechos ocurridos en el año 2001, cuando los guerrilleros asaltaron el Hotel Dos Palmas de la isla de Palawan, para raptar a turistas y voluntarios de una ONG y reclamar un rescate por ellos. Ahora, una de las supervivientes -estadounidense en la realidad, francesa en la ficción- recuerda ese tiempo de convivencia forzosa con sus secuestradores, su incursión en la selva de Mindanao entre los ataques del ejército filipino y las adversidades de un entorno hostil, el rescate de algunos y la muerte de otros… en una odisea en que gobiernos y terroristas rivalizaban en despropósitos e inoperancia.

El director apuesta por la estética realista y por levantar una película de acción, donde los disparos y los machetazos ensangrientan la escena sin pudor ni contención. No hay depuración narrativa y los episodios de reyertas se suceden de manera repetitiva y casi anodina, mientras que los personajes son estereotipos de bondad y maldad… cuando no resultan irrelevantes para el desarrollo de la trama. Con todo, la película se hace pesada y cansina para el espectador, que a duras penas puede respirar en sus asfixiantes ambientes, eso sí, parajes bien capturados por la cámara y recreados de manera naturalista en su búsqueda de la verdad documental. Sobran metáforas poéticas pero poco imaginativas sobre los peligros y atractivos de la jungla (incluido el vistoso pájaro musulmán), y el retrato humano que se quiere dar de los terroristas -un niño guerrillero es la nota entrañable- no supera el nivel de lo epidérmico ni permite entender su actividad.

Siendo el entorno salvaje de supervivencia el mayor logro de Brillante Mendoza, los personajes son mera comparsa a una boda, un entierro o un nacimiento… momentos-clave de la existencia que parecen jalonar ese largo viaje hacia la libertad. Ni tan siquiera Isabelle Huppert consigue dar al personaje de la misionera francesa un aire de empatía con el espectador, con vaivenes entre la histeria y la mansedumbre, entre la ira justiciera y la acogida maternal. La reiterada presencia del narrador que trata de situar los hechos en el tiempo a modo de crónica periodística deja distante a quien en la butaca se encuentra incómodo, con una cámara nerviosa y una planificación voluntariamente descuidada que quieren encontrar realismo y no hacen sino agotar al sufrido espectador.

No hay concesiones al sentimiento ni apenas resquicios de humanidad, pero tampoco pulso narrativo ni escenas que se queden grabadas por su fuerza dramática. Algunos intentos de hacer dialogar a la realidad con su representación -por ejemplo, con esas «pruebas de vida» de la periodista- no son suficiente para que la película conecte y refleje el espíritu islamista radical, y la frialdad de la propuesta hace que su denuncia pierda fuerza y no llegue a interesar. Al fin y al cabo, para recoger situaciones trágicas no hace falta adentrarse en la jungla, y si se hace… hay que intentar que realidades como el nacimiento o la muerte no pierdan su aliento de humanidad, que no queden sepultadas entre la caótica y trepidante violencia de una acción terrorista y de otra militar.

Calificación: 5/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Cautiva (Captive)”, película distribuida en España por Golem © 2012 Swift Productions, arte France Cinéma, Centerstage Productions, BA Produktion y Studio Eight productions. Todos los derechos reservados.

Publicado el 31 julio, 2013 | Categoría: 5/10, Alemania, Año 2013, Críticas, Drama, Filipinas, Francia, Gran Bretaña

Etiquetas: , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve