Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

«Dead man down (La venganza del hombre muerto)»: Corazones partidos

[6/10]   En las dos primeras secuencias de «Dead man down (La venganza del hombre muerto)»Niels Arden Oplev nos presenta a Victor y Beatrice como dos corazones heridos y sedientos de venganza. Son vecinos y se entienden por señas desde la ventana de enfrente, para poco después pasar al encuentro personal y ligar sus destinos en medio de un entorno turbio y hostil. La ciudad está dominada por bandas criminales que especulan en el sector inmobiliario y que viven inmunes ante una justicia corrupta. Ante tal indefensión, cada uno hace la guerra por su cuenta y vive sin otro interés que el llevar a cabo su venganza particular. Lo que no saben es si les servirá para curar sus heridas… y si hay otro camino para perdedores como ellos.

 

De esta manera, el thriller de Oplev se mueve entre una humanidad sangrante y una esperanza huidiza, con personajes que no son quienes parecen ser y que tienen un pasado que les ha sepultado en vida. Los protagonistas llegan sin carta de presentación -cuesta creer el estatus de Victor- y no sabremos nada de ellos hasta que escuchemos sus confidencias, tan explicativas para el espectador como poco sutiles y convincentes. Dosificación narrativa con algún que otro traspiés en una historia poco original y por momentos algo plana, pero bien ambientada por la fotografía de claroscuros y las oportunas escenas de acción, y con un desenlace tan espectacular como carambolesco y flojo… seguido de una lluvia con sabor metafórico.

La película es entretenida y, dentro de lo previsible, esconde alguna baza para terminar de recomponer ese puzzle misterioso que recibe cada una de las víctimas. Rodada y montada con corrección y dentro de los códigos del género, es sobre todo Colin Farrel quien da vida a esta historia de dolor y venganza, de redención y esperanza, porque su rostro es sabe transmitir sensibilidad y crudeza a un mismo tiempo, y sus planes respiran determinación hasta que la duda entra en su alma y el amor le da vida. Su personaje evoluciona bien, y a su rueda se pega Noomi Rapace para recorrer ese camino de perdición. Terrence Howard cumple en su papel de mafioso corrupto, y a Isabelle Huppert cuesta encontrarle en el suyo… 

Viendo la película, da la impresión de que Oplev coge de aquí y de allá para componer su fría y calculada venganza, con chantajes y submundos oscuros… que recuerdan a los de su anterior trabajo «Millennium 1: Los hombres que no amaban a las mujeres». A la cinta le falta emoción e intensidad dramática y resulta excesivamente fría y oscura. Sin embargo, si no se tienen demasiadas expectativas, gustará a los amantes del thriller y a aquellos que busquen personajes con el corazón partido y la mente ofuscada. 

Calificación: 6/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Dead man down (La venganza del hombre muerto)”, película distribuida en España por eOne Films Spain © 2013 IM Global, WWE Studios, Automatik, Frequency Films y Original Film. Todos los derechos reservados.

Publicado el 29 mayo, 2013 | Categoría: 6/10, Año 2013, Críticas, Hollywood, Thriller

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve