Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“102 años, no son nada”: Carta a un recién nacido

En estos tiempos que corren, no está de más escuchar la sabiduría de los mayores, y aprender lo que la vida les ha enseñado y lo que a nosotros nos espera. En este anuncio publicitario, un anciano da la bienvenida a un bebé recién nacido… y le resume en pocas palabras las verdades por las que merece la pena seguir adelante. Los responsables del spot nos dicen que está basado en hechos reales, y nos lo creemos porque son sentimientos comunes a todos, porque el rostro y la voz del anciano respiran sinceridad, porque su factura llega al fondo del alma y atrapa a quien tiene deseos de felicidad. Lo difícil es tener esa clarividencia en el día a día, pero no está de más considerarlo de vez en cuando y valorar las cosas como se merecen.

Como sucede en todo anuncio, el mensaje es nítido y trata de hacerse con el espectador, de convencerle de algo y asociar sus anhelos con la marcaque promociona. En este caso, Coca Cola sigue fiel a su estilo y opta por la vía más humana y entrañable, para lanzar un aviso universal: que hay que aprovechar la vida y ser agradecido con lo que uno ha recibido. Viendo estas imágenes, salta a la vista que Coca Cola sigue apostando por un envoltorio sencillo que llegue a todos y por eslóganes dirigidos al corazón, con un montaje paralelo para un encuentro emotivo, y que consigue hacer fácil lo difícil. Y tampoco resulta extraño entender que cuando la imagen (el cine documental, también podríamos decir) se aproxima a la realidad humana… entonces gana en atractivo, y que es una gran verdad eso de que “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

 Imagen de previsualización de YouTube

En la imagen: Fotograma del anuncio publicitario de Coca Cola. Copyright © Coca Cola. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone

Publicado el 7 mayo, 2013 | Categoría: 6/10, España, Publicidad

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve