Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Amor es todo lo que necesitas”: Chispazos de ternura y amabilidad

[6/10]   De nuevo, la danesa Susanne Bier apuesta por el melodrama con cáncer y boda en sus entrañas. Lo hizo en “Después de la boda” y ahora repite en “Amor es todo lo que necesitas”, cinta en la que nos hace sentir más la necesidad de afecto que el dolor de sus personajes. Es la historia de amor de Phillip e Ida, ambos de edad madura, que se conocen en la boda de sus hijos Patrick y Astrid, y que arrastran un pasado difícil. Él lleva una vida amargada y volcada en el trabajo desde la muerte de su esposa; ella acaba de ser tratada de un cáncer cuando descubre la infidelidad de su marido. Son almas necesitadas de cariño… y eso es lo que se supone que existe en una boda. Sin embargo, las apariencias muchas veces encierran sorpresas y desencantos que no tardan en salir a flote, mejor pronto que tarde, tanto para la salud como para la felicidad de sus protagonistas.

 

La boda se celebra en una localidad italiana de la costa mediterránea -evidente el paralelismo con “Mamma mia”-, y eso le permite a la directora recoger bellas y pintorescas estampas -quizá demasiadas- y hacer que su luz blanca suavice las aristas de un drama familiar en toda regla. Desde el comienzo, la misma música acompaña este viaje emocional y casi vacacional… aportando una ligereza e incluso un humor que amenaza con rayar en lo patético, porque sus personajes están construidos desde el arquetipo, y esa cuñada pesada o esa amante superficial no superan el esquematismo del ridículo. A la película pronto comienzan a vérsele las costuras dramáticas, sobre todo porque Susanne Bier es una especialista en los giros que sus historias toman en busca del clímax perfecto. Sin embargo, aquí le salen un poco artificiosos y excesivos, y no terminan de convencer los derroteros de ese marido infiel, de ese hijo que es una auténtica caja de sorpresas o de esa cuñada fuera de bolos, por no hablar del joven militar o de la hija paranoica… que pintan más bien poco en la historia.

Con los secundarios tratados con gracia pero sin matices, la cinta se centra en la pareja protagonista… que, al fin y al cabo, son los que necesitan más amor. Ahí hay que decir que cuesta ver a Pierce Brosnan como empresario ejecutivo agresivo y enfadado con el mundo, y más difícil es aún creerse su evolución durante la película (tampoco el casting convence para su personaje ni para otros papeles). Tryne Dyrholm, en cambio, está en su sitio y sabe decantar la historia hacia el drama o el romance según sea necesario. Su rostro ante una enfermedad que sufre en soledad o su actitud ante unos hijos que necesitan paz y afecto, su capacidad para transmitir hondura de sentimientos solo con la mirada, su silencio ante los vaivenes del amor… salvan cada escena en la que aparece, e incluso una historia previsible y excesivamente complaciente alcanza un par de momentos de intensidad dramática o de emoción contenida.

 

Por lo demás, la directora demuestra su oficio al manejar la cámara al estilo Dogma o al echar mano de un montaje sincopado para dar ritmo y agilidad a la historia, pero se traiciona al asumir modos hollywoodienses con cálidas puestas de sol con formato postal o desenlaces complacientes con la taquilla. Por eso, entre el cáncer y la boda, Susanne Bier se queda con el amor, porque que es lo único que se necesita… y que hay que buscar y esperar desde la verdad de la propia vida. Es algo que se transmite con el vitalismo de la canción italiana, que también se ha impuesto al silencio y gravedad danesa de la primera escena en el Hospital. Definitivamente, en esta ocasión, la directora de “En un mundo mejor” nos da un divertimento con el que poner buena cara al sufrimiento, y demuestra que se le da mejor el drama emocional que la comedia romántica. Eso sí, en sus manos, hasta un dramón sensiblero con cáncer e infidelidad incluidos coge empaque y nos deja chispazos de ternura y amabilidad… algo que merece un sentido elogio.

Calificación: 6/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Amor es todo lo que necesitas” (Love is all you need), película distribuida en España por Golem © 2012 Lumière & Company, Teodora Film y Zentropa Enterteinments. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone

Publicado el 22 diciembre, 2012 | Categoría: 6/10, Año 2012, Comedia, Críticas, Drama, Hollywood, Romance

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve