Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“El fraude”: Burbujas financieras y personales

[6/10]   “Recuerda, no estamos aquí”, le dice Robert Miller a Jimmy cuando éste acude a recogerle tras haber sufrido un accidente en el que ha fallecido su amante y él ha huido. Es una mentira más en la vida de este tiburón de las finanzas que busca la manera de vender su sociedad para liberarse de una pesada burbuja que ha ido creciendo entre engaños y falsificaciones. Es también el modo de proceder de quien trata de mantener la imagen de hombre triunfador en los negocios, de filántropo respetable y ejemplar, de patriarca de una gran familia y esposo fiel. “El fraude” es la gran mentira de una sociedad y de un hombre, construida en permanente huida hacia adelante y sin moral que le guíe, donde con la misma facilidad se falsea un apunte contable o se tiene una aventura extra-conyugal, donde se usa a una persona para después tirarla o donde se amañan pruebas para incriminar a un inocente. Son vidas de éxito y felicidad aparente en las que un despiste al volante, una pequeña indiscreción o un ligero retraso en una operación financiera pueden hacer que todo el edificio se derrumbe al instante.

En esta opera prima de Nicholas Jarecki poco importa la verosimilitud de la trama o la credibilidad de unas pesquisas policiales llevadas en plan inspector Colombo, porque lo interesante radica en el carácter metafórico de una vida carcomida por dentro y que se vende como oro y diamantes, en la doble moral de su protagonista. Richard es el ejemplo de una sociedad vacía y sin verdadero compromiso moral, que vive con un lavado de cara solidario que aquieta su conciencia y cuyo principal objetivo es ganar dinero, que le importa más preservar la honorable imagen familiar que mantener el calor y confianza de los suyos. El plano final de Richard es paradigmático de ese fracaso vital, entre la frialdad familiar y los aplausos de la concurrencia… porque su existencia es una decepción para quienes le conocen y un fraude para quienes le investigan.

La trama es convencional, sin alejarse un ápice de los códigos del thriller comercial y de las sorpresas que depara una historia levantada sobre la mentira, mientras que su desarrollo resulta algo anodino hasta el accidente y repetitivo en la parte judicial. Richard Gere lleva el peso de la trama y se esfuerza por poner rostro a una conciencia culpable… siempre en los parámetros de la interpretación de Hollywood, alejados de cualquier sombra de realismo. La intervención de Susan Sarandon es breve y tampoco le beneficia la construcción de un personaje que no se sostiene en su reacción final, demasiado forzada y al servicio de un guión de tesis. Planificación y fotografía propias de thriller para unos secundarios de escasa presencia pero que ejemplifican las distintas actitudes ante el fraude: un joven negro que actúa ante todo con agradecimiento y lealtad, un abogado que fríamente y desde la distancia da su opinión profesional, un inspector sagaz pero maquiavélico en las formas, una hija que espera de su padre unas palabras pidiendo perdón, y una esposa nada ingenua y muy tolerante… salvo cuando el borrón afecta a su familia.

Diversidad de actitudes para hablar de un mundo de mentira en el que se vende lo que no se tiene y donde se confunden los buenos sentimientos con los comportamientos éticos. Y un thriller simplemente correcto y entretenido, que no aporta nada al género ni tampoco a este periodo de crisis de valores que vivimos, donde el desplome financiero no es más que el reflejo de una burbuja personal llena de vacío moral.

Calificación: 6/10

 Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “El fraude”, película distribuida en España por Tripictures © 2012 Green Room Films, Alvernia Productions, Parlay Films, LB Productions y Artina Films. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 11 octubre, 2012 | Categoría: 6/10, Año 2012, Críticas, Drama, Hollywood, Thriller

Etiquetas: , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve