Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Seminci’56: La Seminci se toma la crisis con humor (Sección Oficial)

Al temporal de recortes y cierres que la crisis ha traído a los festivales de cine de nuestro país, la Seminci responde con cierto humor y, al menos en su Sección Oficial, apuesta por una mayor dosis de comedia en un intento por alejarse del tono grave y serio que le caracteriza. Los 2’5 millones de presupuesto y una selección de 159 películas -cien largometrajes- entre las 1.500 vistas por los responsables son los números generales de la 56ª edición del Festival que comienza el 22 de octubre. En esa lucha por la supervivencia y en la voluntad de dar aire al espectador angustiado, el presidente del Patronato y alcalde de Valladolid ha dicho que la Semana “es lo único en lo que no hay recortes desde el Ayuntamiento” (ha aportado la mitad del presupuesto), mientras que su director Javier Angulo explicaba que ha pasado más tiempo buscando patrocinadores que eligiendo las películas, a la vez que apuntaba que “tenemos las que podemos tener, siempre manteniendo nuestro espíritu y la calidad”… comentario que hay que leer entre líneas, a la espera de que se alce el telón y podamos tener un juicio propio.

Eso sucederá el próximo sábado, cuando el italiano Nanni Moretti inaugure la Seminci con su paso por Valladolid y con la proyección de “Habemus Papam”, comedia satírica en torno a la elección de un Papa al que da vida Michel Piccoli. La cinta no tuvo buena crítica en el último festival de Cannes, pero intentará ahora llevarse la Espiga de Oro si se lo permiten las otras 17 películas en competición en la Sección Oficial. Ocho días después, la danesa “Superclásico” de Ole Christian Madsen -fuera de concurso- se encargará de clausurar el Festival, con una comedia que representará a Dinamarca en los Oscar® y que recoge la historia de una agente de futbolistas que viaja a Argentina y allí se enamora de uno de los jugadores… con lo que su marido e hijo parten en su búsqueda para tratar de recuperarla.

Para estos días de cine de autor -marca de la casa-, la Seminci ha tratado de encontrar un equilibrio entre cineastas consagrados y directores noveles, como viene siendo habitual. Entre los primeros figura Robert Guédiguian con su “Las nieves del Kilimanjaro” que respira “un tono más amable y menor carga política que en obras anteriores” (dixit Angulo), los hermanos Dardenne y un trabajo como “El chico de la bicicleta” en el que han rebajado el “dramatismo al que nos tienen acostumbrados” (sigue diciendo Angulo), la polaca Agnieszka Holland con “In darkness” -también candidata a los próximos Oscar®- o Zhang Yimou con su “Under the hawthorn tree”. Otros directores que estarán presentes en competición y que han demostrado ya su calidad cinematográfica son la inglesa Andrea Arnold que nos traerá “Wuthering Heigths (Cumbres borrascosas)”, el finlandés Mika Kaurismaki con “Veljekset (Brothers)” o el belga Geoffrey Enthoven con “¡Hasta la vista!”.

En el otro plato de la balanza encontramos a seis directores que se estrenan con un primer o segundo trabajo, y que esperan labrarse un nombre de cine desde Valladolid o abrir mercados para sus películas. Uno de ellos es Maryam Keshavarz -de origen americano y criada en Irán- que presentará su película “Circumstance”, el británico John Michael McDonagh con la comedia negra “The Guard” en que Brendan Gleeson es protagonista, o el israelí Joseph Madmony con “Restoration” (premiada en el Festival de Karlovy Vary) sobre los problemas entre padre e hijo en su negocio de restauración de antigüedades que está al borde de la quiebra.

La representación española de esta Sección correrá a cargo de la debutante Paula Ortiz con “De tu ventana a la mía”, retrato entrecruzado de tres mujeres en diferentes momentos históricos y con un nexo en común, la pérdida del amor y la lucha por su futuro. En “El perfecto desconocido”, el mayorquín Toni Bestard nos ofrece a un personaje que tiene algunas heridas que curar, con lo que regresa a la isla para reencontrarse con su pasado. Completan la oferta nacional dos coproducciones, también operas primas: “Medianeras” de G. Taretto es una participación hispano-argentina-alemana en busca de la risa del espectador, mientras que “Estela. Buscando finales felices” de Nicolás Gil Lavedra es una coproducción hispano-argentina.

En las imágenes: Cartel de la Seminci’56. Fotogramas de “Habemus Papam”, “El chico de la bicicleta”. Fotografía de Robert Guédiguian. Logotipo de la Seminci. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 18 Octubre, 2011 | Categoría: Año 2011, Opinión, Seminci

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve