Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Miércoles 26: Un toque trágico en la Seminci

Una versión de “Cumbres borrascosas” realizada por la británica Andrea Arnold nos recibió a primera hora de la mañana, para volver sentir el odio racista y el romanticismo de la novela de Emily Brontë. Aunque más bien hay que decir que los aspectos estéticos eclipsaron a los narrativos y nuestras sensaciones fueron más bien superficiales, porque su espléndida fotografía apagó la pasión de sus personajes. La naturaleza tiene toda la fuerza y protagonismo que el original reclama, con un preciosismo en los detalles y un toque muy sensorial que los abundantes primeros planos saben capturar, y con el vitalismo que recoge una cámara en casi permanente movimiento. Pero a los personajes les falta el espíritu original, y sobre todo en su segunda parte -cuando Heathcliff regresa triunfal a la hacienda en busca de su amada Cathy- la ambientación y el cruce de gestos y miradas cede terreno ante una tragedia encadenada y la directora se pierde en la venganza de los acontecimientos.

La segunda tragedia nos llegó de la mano de las abuelas de la plaza de mayo de Argentina, pues “Verdades verdaderas. La vida de Estela” recoge el periodo de represión de la dictadura militar, con la desaparición de recién nacidos y el surgimiento del movimiento reivindicativo de sus abuelas. Sin duda, la historia tiene su fuerza e interés al tratar de reconstruir una triste realidad que poco a poco ha ido saliendo a la luz, pero la película no logra despegarse del tono discursivo y de denuncia, excesivamente directo y explícito, con una su puesta en escena que peca de artificiosa y explicativa, y con interpretaciones poco naturales cuando no afectadas. El sentido de homenaje a Estela, presidenta de la Asociación de abuelas y víctima de ese atropello, hace que el espectador valore más lo que se cuenta que el modo de hacerlo, y el mérito queda reducido a la voluntad de buscar la verdad y la reconciliación más que a los elementos cinematográficos de la cinta.

No habiendo hoy más películas programadas en la Sección Oficial, ha sido la oportunidad para asistir al ciclo de cine sueco estrenado en estos últimos dos años. Entre las vistas en Novísimos, llama la atención tanto el buen nivel cinematográfico como una temática que recoge la preocupación por superar las apariencias y sentirse bien con uno mismo (“Princessa” de Teresa Fabik), el problema de la educación de la afectividad (“Apflickoorna” de Lisa Aschan) o el racismo latente que aún se percibe en la sociedad (“Querida Alice” de Othman Karim). Unas materias que tiene mucho que ver con las relaciones personales y familiares -pocas familias aparecen enteras, y sí muchas búsquedas del padre-, más que con los viejos problemas existenciales, de identidad o de pareja que Ingmar Bergman abordase.

En las imágenes: Fotogramas de “Cumbres borrascosas”, ”, película distribuida en España por Alta Classics © 2011. Todos los derechos reservados. De “Verdades verdaderas. La vida de Estela”, película distribuida en España por Aquelarre Films © 2011. Todos los derechos reservados. De “Princessa”, Breidablick Film Produktion © 2010. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 26 octubre, 2011 | Categoría: Año 2011, Opinión, Seminci

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve