Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“El extraño caso de Angélica”: La muerte y la vida en un mismo plano

Manoel de Oliveira tiene más de cien años y una sabiduría que se esconde en cada una de sus películas. Ha aumentado la frecuencia de sus estrenos y da la impresión de querer decir cosas importantes al mundo, antes de que la muerte le visite para llevárselo a la eternidad. Eso es lo que le sucede al protagonista de su último trabajo, “El extraño caso de Angélica”, un fotógrafo que una noche se queda confundido, encantado o hipnotizado por la imagen de una joven recién fallecida que le sonríe cuando le saca unas fotos mortuorias. Su vida cambiará desde entonces, entre angustias, pesadillas y alucinaciones… a la espera de reunirse con esa enigmática mujer que responde al nombre de Angélica. Ni la comida ni el futuro ni la propia fotografía tendrán valor desde entonces para el atribulado Isaac, porque no le basta la imagen y quiere la realidad de la mujer que le fascinó con su belleza. Por eso, cuando la criada le devuelva a la puerta del cementerio sus fotografías olvidadas en la casa, poco después de haber gritado el nombre de la difunta, dirá desolado… “¡no es eso lo que quería!”.

Tradicionalmente la fotografía es considerada como una manera congelar el instante que se fue y de plasmarlo para la posteridad, de traer el pasado al presente con una sensación viva y real que convierte a los retratados en interlocutores de quien los observa. De ahí la fuerza que cobra para Isaac esa difunta que se hace realidad en su imaginario perturbado a través de su cámara, prolongación de su ojo. Su mente actúa de cámara oscura que recibe un impacto deslumbrante, y desde entonces aspira a poseer esa realidad… en la tierra, en el sueño o en la eternidad. Oliveira lo recoge al modo antiguo –como esos labradores que en la cinta trabajan la tierra de manera artesanal–, echando mano de las fantasmagorías de Méliès o de las transparencias de Sjöström, figuras del cine mudo en el que también trabajó el portugués. Imágenes oníricas y un final mágico en que el alma-espíritu se desdobla del cuerpo para hablar de la muerte y también de un sentido de trascendencia… porque Oliveira entiende que el amor no se puede acabar encerrado en un ataúd, que lo espiritual reclama el espíritu y el afán de eternidad se impone al materialismo nihilista.

La última película de Oliveira tiene mucho de literatura y de opción de estilo formal (y “trascendental”), con una cámara fija que mira la vida sin conducir la mirada del espectador, que le deja contemplar la vida que pasa por delante sin urgencias ni artificios innecesarios, sin engaños… razón por la que prescinde en gran medida de música extra-diegética. Diálogos escuetos y precisos, movimientos delicadamente coreográficos y ceremoniosos, personajes elegantes y señoriales, fotografía matizada con claroscuros de sabor añejo y ambientes de otra época, y mucha nostalgia portuguesa que llega con la lluvia y con cada una de las notas de piano, mientras que el humo se ofrece como algo que se desvanece y que sirve de metáfora de la vida.

Quizá no sea una película para un espectador “consumidor de cine”… porque su lentitud narrativa, por el minimalismo de la historia o por la renuncia a la emoción fácil, pero Oliveira nos da una nueva lección de cine con mayúsculas, es decir, de saber usar la imagen y el sonido, la historia y la literatura… para hablar al hombre sobre la vida. “El extraño caso de Angélica” es una película minoritaria, una obra de arte y una demostración de sabiduría de quien mira a la muerte y encuentra vida… porque “todo sigue” para quien se pone delante del objetivo –de la cámara fotográfica o de cine, porque Isaac es alter ego de Oliveira–, para quien entiende y respeta el misterio que se esconde en la vida de los hombres.

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “El extraño caso de Angélica”, película distribuida en España por Karma Films © 2010 Filmes Do Tejo II, Eddie Saeta y Les Films de l’après-Midi. Todos los derechos reservados.

Publicado el 26 mayo, 2011 | Categoría: 8/10, Año 2011, Brasil, Drama, España, Francia, Opinión, Portugal

Etiquetas: , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve