Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Incendies”: Viaje trágico a los orígenes

[8/10] Hay ocasiones en que una película te atrapa con la primera escena para vivir una historia desde dentro… y no te suelta incluso cuando has abandonado la sala. Es lo que sucede con “Incendies”, en la que el canadiense Denis Villeneuve tiene además el mérito de adaptar una obra teatral de Wajdi Mouawad con una puesta en escena muy cinematográfica. Son más de dos horas que se pasan volando y sin lugar para el respiro, porque la historia tiene una fuerza tremenda y golpea hasta conmocionarte, porque te saca de tu realidad para obligarte después a plantearte si realmente eso pudo ocurrir. Es una historia en que el destino juega sus bazas… a la manera de las tragedias griegas, pero donde el fatalismo deja un resquicio de esperanza.

Es además una de esas películas de las que se debe contar poco, si no se quiere correr el riesgo de estropeársela al espectador. La historia comienza en Canadá cuando fallece Nawal, y la última voluntad para sus dos hijos gemelos es que busquen a un padre que creían muerto y a un hermano del que no tenían noticia… y les entreguen una carta de contenido misterioso. Para cumplir el encargo, Simon y Jeanne inician un viaje al Líbano siguiendo las pistas de su posible paradero… pero pronto la búsqueda se convierte en una auténtica caja de sorpresas de tintes trágicos y hallazgos insospechados. Dolor, rabia, compasión, agradecimiento, perdón… son sentimientos que viven intensamente los personajes y el espectador con ellos, y que dejan el corazón en un puño mientras un grito de angustia se nos escapa.

Estamos ante un guión perfecto, auténtica maquinaria de relojería donde todos los elementos están trenzados con maestría y donde nada sobra, con una narrativa ágil y una puesta en escena realista. La historia se estructura en capítulos y se cuenta de adelante hacia atrás y viceversa, logrando que el espectador no pierda el hilo ni el interés en ningún momento. No cabe la interpretación al final de la cinta, pues la realidad de lo sucedido es una y clara, sin ambigüedad posible, como queriendo mostrar los disparates y desgracias de la guerra, de cualquier guerra. Lo que Villeneuve nos cuenta es una realidad durísima –“un campo de minas” en palabras suyas–, que nos llega con toda la fuerza que aporta su excepcional ambientación y que nos lleva a la guerra del Líbano a través de varias décadas. A partir de numerosos flash back nos acercamos a la complejidad de una guerra entre cristianos y musulmanes, con sus asentamientos de refugiados y sus cárceles… y sobre todo a las penalidades de una mujer.

Un viaje en busca del padre y, en realidad, también de la madre, pues los gemelos descubrirán muchas cosas… pero sobre todo sabrán quién era realmente esa mujer de silencios sospechosos. En ese sentido, “Incendies” es la dramática historia de una mujer fuerte y paciente que no perdió de vista la promesa hecha a su hijo, y también el viaje de dos hermanos que desconocen su identidad –hay resonancias del cine del canadiense Atom Egoyan– y que deben hacer frente a su pasado. En “Incendies” todo está la servicio de la historia y en unidad armónica con ella: música, fotografía, diseño de producción… contribuyen a crear una ambientación de tensión creciente, lo mismo que unas estupendas interpretaciones de Lubna Azabal y Mélissa Désormeaux-Poulin, dos grandes actrices para dos grandes mujeres (Nawal y Jeanne respectivamente). Fue la gran triunfadora en la pasada Seminci para el público y la crítica, además de estar nominada al Oscar® como Mejor película en habla no inglesa.

Calificación: 8/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Incendies”, película Distribuida en España por Alta Classics © 2010 Micro_Scope, TS Productions y PHI Group. Todos los derechos reservados.

Publicado el 11 marzo, 2011 | Categoría: 8/10, Año 2011, Canadá, Críticas, Drama, Francia

Etiquetas: , , , , , , ,

4 comentarios en ““Incendies”: Viaje trágico a los orígenes”

  1. Unicornio

    A mí me gustó, es una película muy honda, que te deja muchísimas imágenes en la retina y te da para pensar sobre la barbarie. Creo que no me gustó tanto como “De dioses y hombres” (¿tú no le viste similitud pese a ser tan diferentes?), pero aún así. Mejor que muchísimas cosas.

    Sin embargo hubo una cosa que no me gustó nada, y es la explícita intención del autor de descontextualizar los hechos espacio-temporalmente (esto te lo contaban antes de entrar en las hojitas que dan). En realidad es una decisión absurda: todos sabemos que estamos en Líbano… pero no. El director nos dice explícitamente que quiso eliminar las referencias al tiempo (mal, porque entonces no cuadran las fechas con lo que pudo ocurrir en realidad) y el espacio (peor, porque aquello ocurrió en Líbano y sólo en Líbano, y porque la pretensión de extender la tragedia a “todo el Próximo Oriente” es falsa; el único conflicto que se le parece un poco es la guerra de los Balcanes). Tampoco entiendo la ausencia de otros dos grandes protagonistas de aquello tan terrible que pasó: Siria e Israel (especialmente sangrante en la parte de las torturas). Porque si algo NO fue la guerra civil fue precisamente un conflicto entre “cristianos” y “musulmanes”, y creo que eso falsea un poco lo que ocurrió.

  2. Julio

    Efectivamente, unicornio, hay muchas escenas impactantes que se le quedan a uno grabadas. Es cierto que hubiera tenido más fuerza en su contexto, pero pienso que al director le interesa trascender y hacer un tratamiento social (la guerra) y antropológico (el perdón)… más que político. En ese sentido, a mí me gusta más ese planteamiento que intentar ser riguroso en lo histórico.

    Ocurre un poco con la reciente “Encontrarás dragones”, en la que la guerra civil española es sólo un telón de fondo para hablar de lo que le interesa realmente, también la idea de perdonar y llegar a una reconciliación.

  3. ISABEL

    Me encantó la película pero no entiendo el final, la diferencia de edad entre los miembros de la familia hace que el sea completamente inverosimil.

  4. Barbas

    ##OJO SPOILER##
    Cierto Isabel, si Nihad nace en 1970 y viola a su madre con digamos…..20 años nos plantamos en 1990, entonces los gemelos por 2010 tienen 20 años??? No me cuadra.
    Vamos a forzarlo……Nihad viola con 16 años, en 1986 y los hijos tienen 24?? Que no que no, no cuadra por ninguna parte.
    Me lo expliquen.

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve