Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte I”: La otra magia y la otra inmortalidad

[6/10] El tiempo ha pasado muy rápido y, entre juegos y pesadillas, Harry, Ron y Hermione han aprendido lo suficiente como para abandonar Hogwarts y llevar a término su misión. Él es el Elegido y ellos sus fieles amigos en la lucha contra el Poder Oscuro, que ahora amenaza con dar el golpe final en su ambición de poder e inmortalidad. El Bien está perseguido y el Mal parece triunfar en todos los rincones reales e imaginarios. Sabemos que finalmente la Luz vencerá porque la unión hace la fuerza, y esos tres amigos son leales… aunque antes deben madurar y aprender a superar el miedo y la desconfianza, la venganza y los celos, y a poner lo colectivo por delante de lo personal. Una buena lección para el mundo real es la que nos dan estos personajes que se sirven de pociones y hechizos para romper las distancias espaciales y viajar por el mundo, para refugiarse en los recuerdos y encontrar en ellos sus raíces, para fortalecer los lazos que les unen o ponerse al servicio de quien les necesite.

Esa es la inmortalidad que alcanzarán Harry, Ron y Hermione… muy distinta de la que persigue Voldemort, ahora decidido a dar muerte a su rival y a hacerse con esas Reliquias de la Muerte. Unos buscan la eternidad por la vía de la amistad, del amor y del servicio, y otros se empeñan en alcanzarla por medio del poder o escondiéndose de la muerte: un mundo espiritual y otro material, uno solidario y otro de atropello, uno de sinceridad y otro de engaño. Estamos ante un panorama que queda bellamente reflejado en esa “fábula de los tres hermanos”, que Hermione lee del libro regalado por Dumbledore y que lanza la película hasta la segunda parte. Sin duda, esa escena recogida con sombras chinescas y a modo de cuento oriental, es lo mejor de una película que echa mano de todo el arsenal de los efectos especiales y de las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías… pero que nunca supera en calidad estética ni narrativa lo conseguido en esos momentos mágicos en blanco y negro. En este sentido, en “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte I” asistimos también a una doble magia, la del artificio y la de la poesía.

Irregular y anárquica en su guión con algunos personajes que pasan sin pena ni gloria, con una trama hinchada cuanto se quiera porque basta con rescatar un recuerdo o apuntar un nuevo misterio sin resolver para seguir otra rama narrativa, la historia se convierte en una gymkana en la que es necesario recoger pistas para encontrar un guardapelo indestructible o una espada todopoderosa, y finalmente resultar que hay una varita de saúco… Nada nuevo en la puesta en escena que nos ofrece David Yates, ni en los efectos especiales ni en las interpretaciones –habrá que ver quién de los tres logra despegarse de su etiqueta Harry Potter y triunfar en nuevos proyectos–, y sólo el hallazgo de un personaje cómico y entrañable como el elfo Dobby es digno de destacar.

Por lo demás, excelente fotografía de Eduardo Serra para lograr una ambientación tenebrosa y buen ritmo para entretener durante dos horas… y esperar varios meses al desenlace definitivo. Una película correcta, más madura y con mayores matices en el dibujo de personajes que las anteriores, que cumple su función para un público cautivo de la saga y que busque la aventura adolescente, y también para unos productores que han sabido explotar la gallina de los huevos de oro… aunque sea matando el encanto ingenuo de Hogwarts e invocando otro tipo de magia e inmortalidad.

Calificación: 6/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte I” – Copyright © 2010 Warner Bros. Pictures y Heyday Films. Distribuida en España por Warner Bros. Pictures International España. Todos los derechos reservados.

Publicado el 20 noviembre, 2010 | Categoría: 6/10, Año 2010, Aventuras, Críticas, Drama, Fantástico, Gran Bretaña

Etiquetas: , , ,

Un comentario en ““Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte I”: La otra magia y la otra inmortalidad”

  1. Individuo Kane

    Bueno, Julio, no se cargan Hogwarts sin más ni más. Es lo que hay en la novela. Por otra parte, en Hogwarts también se está cociendo una resistencia, pero eso queda para el final.
    A mí lo que me ha sorprendido es que haya tan pocos efectos especiales. Quiero decir que, en las anteriores, hasta cuando no pasaba nada, había algo mágico moviéndose por alguna parte: una foto, un reloj… Aquí, ese destierro de los protagonistas, una hora de metraje dándole vueltas a sus problemas, me pareció muy arriesgado.
    Pero sí que es una lástima desperdiciar a todo ese impresionante reparto que sólo tiene unos minutitos para decir dos o tres frases.

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve