Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Blood money: El valor de una vida”: Tirando de la manta abortista

[5/10] En esta ocasión, la cartelera nos ofrece una película un poco especial, “Blood money: El valor de una vida”. Lo es porque habla del aborto, tema polémico que siempre divide –esperemos que no enfrente– al espectador y también al ciudadano, y porque se trata de un documental que intenta tirar de la manta… y dejar al descubierto lo que de negocio lucrativo tiene. Realizado en Estados Unidos –aunque la versión española añade un epílogo nacional, innecesario y fuera de lugar por el tono–, mira a la historia de los últimos cuarenta años americanos desde la primera sentencia (caso Roe vs. Wade de 1973) que sentaba jurisdicción pro-aborto, para pasar a recoger múltiples testimonios de médicos, biólogos y empresarios que lo promovieron, así como de mujeres que abortaron y que cuentan su experiencia antes y después de someterse a la operación.

El director cede la palabra a la Dra. Alveda King (sobrina de Martin Luther King) para contar un proceso político que se califica de racista por afectar especialmente a la población afro-americana, para recoger opiniones desde el punto de vista científico y médico que respaldan la existencia de una vida distinta a la de la madre, y para dar entrada a entrevistas realizadas a profesionales y mujeres implicadas personalmente. El peso de la cinta recae en el valor del testimonio que, de manera contundente y sin eufemismos, resalta la utilización del dolor y desesperación de la mujer en crisis… que hacen algunos para enriquecerse. Niega la libertad de opción de la embarazada en esos momentos de tantas presiones, y denuncia la falsificación de pruebas de embarazo o de certificados de defunción de mujeres que abortaban, lo mismo que destapa la estrategia empresarial que las clínicas abortistas americanas –la Planned Parenthood sale muy mal parada– que se han hecho multimillonarias con preservativos defectuosos, anticonceptivos de baja dosis e ineficaces, abortos simulados o utilización de deshechos de fetos para la cosmética.

La realidad es de sobra conocida, pero la fuerza viene de oírselo contar a la ex-propietaria de una Clínica que hizo 35.000 abortos, a un médico que denuncia el engaño y falta de higiene en los veinte abortos por hora que realizaba, o a una mujer que escucha de su hija pequeña que… “entonces mataste al niño”. Una espiral de dinero bañado en sangre que mancha también a los políticos que financian sus campañas con donaciones de esas corporaciones, y donde al niño se añade otra víctima en la persona de la madre. El único objetivo del documental es, evidentemente, gritar contra ese entramado levantado sobre intereses económicos, y ofrecer ayuda a las mujeres que sienten la presión de tener que elegir. La cinta no tiene pretensiones artísticas, y de hecho carece de valor cinematográfico: los responsables quieren que la fuerza de las imágenes provenga de la realidad más objetiva y, con una factura televisiva, su interés se centra en unos testimonios sobrecogedores –aunque sin excesos melodramáticos–, que lo son porque se trata de vidas reales y no actores de una película de ficción.

En ocasiones abruma tanta información, auténtico bombardeo de palabras que llega a encoger el corazón… aunque no haya imágenes sensacionalistas ni impactantes, y carezca de puesta en escena y de artificio. El espectador puede estar convencido previamente de lo que escucha, y entonces la cinta sólo reforzará su postura con nueva información; si no tiene una opinión firme y formada, pensará que quienes ahí están involucrados se manchan las manos con el dolor ajeno… Una vez más, la mujer –el hombre no sale bien parado en esta historia– y los más indefensos son quienes pagan los platos rotos de algunos poderosos sin escrúpulos.

Calificación: 5/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Blood money: El valor de una vida” – Copyright © 2009 TAH Film y Zippercity Productions. Distirbuida en España por European Dreams Factory. Todos los derechos reservados.

Publicado el 11 octubre, 2010 | Categoría: 5/10, Año 2010, Críticas, Documental, Hollywood

Etiquetas: , ,

4 comentarios en ““Blood money: El valor de una vida”: Tirando de la manta abortista”

  1. La Mirada de Ulises » Blog Archive » El doble filo en las calificaciones de las películas

    […] para menores de 16 años”, lo mismo que “Buried (Enterrado)”, mientras que “Saw VI” o “Blood money: El valor de una vida” sólo pueden verla mayores de 18 años (o menores acompañados, claro). Se ve que la sociedad […]

  2. El doble filo en las calificaciones de las películas | CinemaNet

    […] para menores de 16 años”, lo mismo que “Buried (Enterrado)”, mientras que “Saw VI” o “Blood money: El valor de una vida” sólo pueden verla mayores de 18 años (o menores acompañados, claro). Se ve que la sociedad […]

  3. buscahche

    Sobre el aborto una de las películas más escalofriantes que haya visto fue «4 meses, 3 semanas y 2 días», del director rumano Cristian Mungiu. Película absolutamente impresionante que acongoja el corazón. No sé si la has comentado anteriormente o has tenido oportunidad de verla, pero considero que es imprescindible.

  4. Julio

    Estoy contigo, buscahche. Puedes ver lo que escribí sobre ella, buscando en el archivo de «películas»; impresionante, desde el punto de vista cinematográfico y humano.

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve