Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

¡Bienvenida la Seminci de los noveles!

Parece que la Seminci quiere regresar al pasado en busca de la identidad perdida –o a punto de perder–, y tratar de encontrar nuevos talentos bajo la alfombra roja. Quizá por eso y por la tan cacareada crisis económica, esta 55ª edición (23-30 de octubre) se haya visto obligada a prescindir del poco glamour que tenía, de las fiestas y galas de famosos, y de la citada alfombra que el pasado año recorría la ciudad. Nos quedamos, a pesar de todo, con un viaje al cine de autor, en el que algunos directores noveles quieren ganarse su Espiga para llevarla por el mundo… y recordar el día en el que su carrera despegó con la Semana de Cine de Valladolid. Por eso, a pesar del recorte del presupuesto –tres millones de euros– y de la ausencia forzada de Claude Chabrol –su muerte ha dejado huérfano el Ciclo que tiene dedicado–, siempre nos quedará el orgullo de haber asistido a un Festival con identidad propia –para conocimiento del señor Guardans, recientemente cesado– y que afronta el riesgo de lo desconocido con audacia y valentía.

La Sección Oficial verá reducida la oferta de películas, aunque esto no tiene por qué entenderse como algo negativo… pues permitirá al público asistir a las  proyecciones de las secciones paralelas. Serán 15 largometrajes en competición más las películas de inauguración y clausura, que llegan fuera de concurso. Levantar el telón le corresponderá a Icíar Bollaín –aquí recibió su primer premio por “Hola, ¿estás sola?”– que ahora presenta “También la lluvia”, candidata española para los Oscar® y que tiene a Paul Laverty, Gael García Bernal, Luis Tosar o Karra Elejalde entre sus reclamos para el público. De bajarlo se encargará, ocho días después, el americano Bruce Beresford –que estará presente en la ciudad– con “El último bailarín de Mao”, en lo que promete ser un canto a la sensibilidad artística y a la libertad.

Entre medias, pesos pesados como Abbas Kiarostami y su “Copia certificada” avalada por Juliette Binoche y por Cannes –y una de las favoritas para llevarse la Espiga–, y otros más desconocidos que están comenzando su andadura como es el caso de la serbia Jasmila Žbanić (“Grbavica: el secreto de Esma”) que ahora presenta “Na putu” y que promete gran intensidad emocional. Otras propuestas de esta Sección son la del israelí Eran Riklis (“La misión del director de recursos humanos”), la del argentino Enrique Gabriel (“Vidas pequeñas”) o la del español Agustí Vila (“La mosquitera”). En esta ocasión, los elegidos para recibir la Espiga de Oro Honorífica serán Antonio Banderas, que comenzó su carrera aquí hace 21 años y que estará presente en la inauguración junto a Pilar López de Ayala; y el recientemente fallecido Claude Chabrol, que tendrá un Ciclo con lo más representativo de su filmografía, además de proyectarse su última película “Bellamy” y ser objeto una publicación a cargo de Cahiers du Cinema. España.

En la Sección paralera –llamada Punto de Encuentro, también competitiva– tenemos 17 títulos, y como siempre será una caja de sorpresas porque no es fácil saber si albergará una joya escondida o una película prescindible… y muchas veces son cintas que no llegan a las salas. En principio, las más atractivas son las que presentan en su bautismo de dirección la actriz sueca Pernilla August y la francesa Ariane Ascaride, con “Svinalängorna (Beyond)” y “Ceux qui aiment la France” respectivamente, aunque sólo atendiendo a su trayectoria delante de la cámara… porque la realidad es que diez de las seleccionadas suponen la primera película de sus directores; además, no nos olvidamos de que también está presente Carlos Gaviria con “Retratos de un mar de mentiras”. La Sección Tiempo de Historia se reserva siempre para el cine documental, este año con veinte trabajos que atienden en su mayoría a la diversidad socio-cultural; entre ellos, hacemos referencia a la presencia de la francesa Coline Serreau o a los españoles Helena Taberna, Oskar Tejedor y Chema de la Peña. Más cine español –pensado para extranjeros, pues es un resumen del año– es el que se puede ver en Spanish Cinema donde se estrenarán películas como “Bon appétit” (David Pinillos) o “Planes para mañana” (Juana Macías) o la recién llegada a nuestra cartelera “Héroes” (Pau Freixas).

Un ciclo monográfico estará dedicado al cine brasileño de esta última década, para el que se ha preparado otra publicación monográfica y una mesa redonda. Con una temática muy pegada a la calle y con una forma que diluye las fronteras del documental y la ficción, sin duda serán películas que impacten al espectador por la imagen que ofrece de una juventud arrojada a la violencia de Río o Sao Paulo, o también una problemática retratada unas veces con crudeza y otras con sentido poético. De lo programado, “Linha de passe”, de Walter Salles y Daniela Thomas, se presenta como la más atractiva, en principio, para el espectador. Como singularidades, la Seminci ofrece una película gallega en 3D para los niños (“La tropa de trapo”), y la proyección especial para sordos y ciegos de “Soul Kitchen” de Fatih Akin. Y como novedad, la denominación del premio al mejor guión con el nombre de “Miguel Delibes”, homenaje en el año del fallecimiento del escritor, además de proyectar “Función de noche” (Josefina Molina) en referencia a su novela “Cinco horas con Mario”.

Al final, el sábado 30 veremos si, entre tanto director novel, se encontraba el cineasta que la Seminci busca para volver al buen camino y recuperar su carácter de descubridor de autores. Atento deberá estar para ello el jurado de la Sección Oficial, presidido por el indio Adoor Gopalakrishnan y formado por Jaime Rosales, Mar Tarragona, María Botto y Miriam Allen. De momento, nadie le negará a esta edición valentía para asumir riesgos ante lo desconocido, con 107 largometrajes y 43 cortos, con un presupuesto gastado en cine y no en traer invitados ilustres (salvo los españoles y la presencia de Beresford, Pernilla o Ascaride, pocas figuras para los flashes), y que tendrá también un recuerdo para Chabrol y Delibes. ¡Bienvenida la Seminci de los noveles!.

En las imágenes: Cartel de la Seminci’55. Todos los derechos reservados. Fotogramas de de “También la lluvia” – © Distribuida en España por Alta Classics. Todos los derechos reservados. De “Copie conforme” – © 2010. Distribuida en España por Wanda Visión. Todos los derechos reservados. De “Beyond” – © 2010. Todos los derechos reservados. De “El último bailarín de Mao” – © 2010. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 20 octubre, 2010 | Categoría: Año 2010, Opinión, Seminci

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

3 comentarios en “¡Bienvenida la Seminci de los noveles!”

  1. andrés

    Querido Julio, yo tampoco estoy de acuerdo con lo que dices de La Mosquitera. Me parece una de las mejores películas españolas de los últimos años. Es inteligente y cruel. Mordaz y humana, terriblemente humana. Te recomiendo que la vuelvas a ver sin prejuicios.

    Felicidades por el blog aunque no siempre -casi nunca- esté de acuerdo contigo.

  2. Sofía

    Me apunto a la ola de La Mosquitera. La vi en Montpellier y me pareció excelente. He visto que mañana se estrena en España. Me recuerda el mejor cine de Carlos Saura. Me han dicho que se distribuirá en Francia. En España creo que no será tan bien recibida como aquí. Es dura, muy inteligente y cruel; quizás el público español no esté preparado. ¿Qué piensas tu Julio? ¿Tiene algo que ver el pasado franquista de España?

  3. Julio

    De acuerdo con la mordacidad y la dureza de la película, Andrés y Sofía, aunque a mí me pareció que el retrato de la apatía del padre y la madre y sus reacciones se ve venir, que se va hasta el estereotipo con la tía hipócrita que maltrata a su hijo… Yo no aprecié mucha sutilidad al plasmar esa familia… pero estoy de acuerdo con eso de que está la línea del Saura del franquismo.

    Para retratar esa burguesía vacía me pareció mejor, sin embargo, la de “Tres días con la familia” de Mar Coll, también una mirada triste a una familia desecha y con Eduard Fernández de protagonista. Y dentro de las vistas estos días pasados en la Seminci, me parecieron películas más enteras, con mejor guión e interpretaciones, otras como “Incendius”, “La extraña”, “En el camino”, “Cyrus”, “Copia certificada” y la de “También la lluvia”, en mi opinión las mejores.

    Un saludo,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve