Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Carancho”: Siniestro total en la sangre del artificio

[5/10] Dos seres solitarios y a la deriva tratan de escapar de un entorno asfixiante e irrespirable. Él es Sosa y trabaja como abogado para una compañía de seguros sin escrúpulos; ella es Luján y presta sus servicios como médico de urgencias y de atestados. Una noche se conocen en un accidente de tráfico, mientras uno se preocupa del herido y otro de sus bienes. El choque de miradas hace que nazca en Sosa el deseo de redimirse, y en Luján el de liberarse de ese ambiente laboral que la tiene extenuada. Pero la red mafiosa es tupida y los pinchazos dejan sus secuelas, con lo que “Carancho” se nos presenta como una cinta de denuncia sobre la corrupción política y social de Argentina. Un drama con mucha sangre y poca emoción en el que Pablo Trapero trata de unir a los dos personajes en un fatal destino, y convertir su fallida historia de amor en metáfora de un país sin esperanza.

Comienza “Carancho” con unas artísticas fotos de algunos siniestros, seguidas de unos mensajes que nos advierten de los accidentes, indemnizaciones y abusos de poder en Argentina… casi al estilo documental, para continuar con una primera secuencia con cámara fija que presenta a los protagonistas en un entorno difícil. Parece que asistiremos a una película de cuidada factura y tono realista, pero pronto comprobamos que una cámara de movimientos gratuitos –no por ser nerviosa es más realista, y su puesta en escena es muy artificiosa e inverosímil– que nos hace recorrer erráticamente la vida de Sosa y Luján, sin conocer el pasado del primero ni saber bien la causa de esos pinchazos en la segunda. Se demora para entrar en materia hasta caer en lo tedioso, el enamoramiento y pasión surgen sin previo aviso –aunque hay que decir que ese cruce de miradas y complicidades en el bar está logrado–, y el siniestro es total cuando entran en escena los patéticos personajes de la oficina de seguros, o asistimos a las urgencias del hospital con escenas de serie televisiva inundadas de sangre e histeria barata.

Si el guión hace que esta tópica historia de corrupción y redención por amor se convierta en un producto mainstream, peor es aún el desenlace rocambolesco… ante el cual el espectador puede reír o desesperarse, o también asentir… porque era lógico que terminase así. Menos mal que Trapero lo maquilla un poco con un plano final en negro para darnos su toque fatalista y desesperanzado, aunque sea más cinematográfico que lo mostrado hasta entonces con tanta reiteración cansina de violencia y venganza –excesiva y morbosa–, lloros y consuelos dramáticos… que se han sucedido de manera confusa y sin llegar a implicar al espectador. Ricardo Darín hace de corrupto con corazón y su rostro es un retablo de expresiones y dolores –siempre magullado y ensangrentado–, mientras que Martina Gusman trata de darle la réplica… pero ninguno tiene un papel bien perfilado en el guión, y sólo pueden sostener al personaje con sus reacciones prefabricadas para ilustrar la causa de denuncia social.

Una película sobre “caranchos” –abogados “buitres” al acecho de la desgracia ajena– y personajes que tratan de escapar a las mafias corruptas, sobre amores imposibles y destinos escritos en la matrícula –al parecer todos la han perdido en la película–, sobre la vida como un conjunto de choques e impactos de los que salir redimidos o estrellados. El problema es que aquí el siniestro es casi total y negrísimo, y la cinta resulta fallida y pesada, con los mayores méritos en la sordidez conseguida por la ambientación fotográfica y en alguna secuencia aislada. Una película irregular sólo apta para los incondicionales del cine argentino más convencional, pues su carácter social queda diluido por la sangre del artificio.

Calificación: 5/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “Carancho” – Copyright © 2010 Matanza Cine, Finecut, Patagonik, Ad Vitam y L90. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 24 septiembre, 2010 | Categoría: 5/10, Año 2010, Chile, Corea del Sur, Críticas, Drama, Francia

Etiquetas: , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve