Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“En tierra hostil”: El alma y el cuerpo de un artificiero

[7/10] Ha salido de los Oscar® como gran triunfadora al ser considerada mejor película, y pasará a la historia por ser la primera vez en que una directora se llevaba también la preciada estatuilla. Entre medias, una polémica por su modo de pedir el voto a los académicos, y también por tergiversar la realidad de los artificieros en la guerra de Irak. No menor ha sido el morbo que arrastraba su duelo ex-conyugal con James Cameron en una edición en que rivalizaban en nominaciones, o la paradoja de tratarse la cinta que traía la peor taquilla jamás vista. Ambas hacían referencia al mundo militar y a la guerra entre culturas, pero sus enfoques y estéticas diferían hasta obligar a la Academia a tomar partido por el pacifismo de “Avatar” y la espiritualidad new age de los Na’vi, o por compadecerse de la ansiedad de esos especialistas en desactivar explosivos que se convierten en víctimas del mundo lleno de miedos. Pero ¿qué tiene “En tierra hostil” para haberse llevado seis de los principales galardones?

Fundamentalmente, Kathryn Bigelow se presenta como una directora capaz de imprimir un sello férreo y enérgico a la película, con las riendas del tiempo narrativo bien cogidas y una ambientación que transmite la tensión de sus personajes al espectador. Porque “En tierra hostil” es un film de atmósferas angustiosas e irrespirables: en primer lugar, un ambiente exterior con una cuidada fotografía y un exquisito trabajo de sonido, con una planificación moderna de cámara en mano que busca y consigue el realismo y la trepidación de soldados metidos en un nido de avispas, aunque algún zoom y barrido pueda pecar de gratuitos en medio del caos contemplado. En cualquier caso, el tratamiento del tiempo y de la imagen genera suspense y un clima de nerviosismo y tirantez, y eso hace avanzar una trama mínima que pronto busca el interior de un especialista valiente y audaz, aunque quizá haya que decir temerario.

Y ahí está el mayor mérito de la película: saber traspasar la línea de los acontecimientos bélicos, para desde ellos profundizar en un personaje que huye de algo –o de sí mismo, sin querer pararse a pensar– y que necesita descargar toda la adrenalina acumulada. ¿Es un modo de vida anodino o es la propia sociedad del bienestar la que le empuja a volver a la guerra, a necesitar sentir la vida que pasa por sus venas para ponerla de continuo sobre el precipicio? Bigelow se atreve, como digo, a retratar el alma del artificiero a partir de los hechos y no por sus palabras, que son las justas y necesarias, y consigue así recoger un ambiente interior. Para dar contrapeso al protagonista, deja claras las posturas de sus compañeros de comando –mucho más planas y sin desarrollo–, con grandes deseos de volver a casa pero con el miedo en el cuerpo ante la perspectiva de ser padre o ante el mismo conflicto.

El mérito de los personajes no está en los actores –aunque no desmerezcan Jeremy Renner ni el resto, tampoco destacan– sino en el guión y en la puesta en escena, equilibrada y verosímil, que transmite sensaciones y sabe explicar actitudes bélicas y personales. “En tierra hostil” sabe hablar de la guerra y de la paz porque se adentra en el corazón del hombre y le hace protagonista de la historia, razón por la que también deja algunas incógnitas vitales sin resolver para alejarse del artificio hollywoodiense. Quizá sobre metraje porque llega un momento en que la repetición de una misión no aporta nada respecto a la anterior, y algunas escenas como la carnicería hecha en el “niño bomba” rebasen el límite de lo que la imagen debe mostrar por su crudeza. Sorprende, de cualquier forma, que haya ganado en los Oscar® porque el perfil de “Avatar” era más afín a la Academia y tenía teóricamente más apoyos, aunque bien merecido se lo tiene –con permiso de “Up”– y por eso hay que felicitarla.

Calificación: 7/10

Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “En tierra hostil (The hurt locker)” – Copyright © 2008 Voltage Pictures, First Light y Kingsgate Films Production. Distribuida en España por DeAPlaneta. Todos los derechos reservados.

Publicado el 11 marzo, 2010 | Categoría: 7/10, Año 2010, Bélico, Críticas, Drama, Óscar, USA independiente

Etiquetas: , , , , , ,

5 comentarios en ““En tierra hostil”: El alma y el cuerpo de un artificiero”

  1. La Mirada de Ulises » Blog Archive » El cine del verano

    […] El secreto de sus ojos, de Juan José Campanella – En tierra hostil, de Kathlyn Bigelow – Katyń, de Andrzej Wajda – Amazing Grace, de Michael Apted – Invictus, de […]

  2. κριτικός

    Aún estando de acuerdo con casi todo lo que cuentas Julio al ver (en DVD) hace unos días la película me ha hecho pensar en algo más.

    Ese otro aspecto que pienso se debe destacar es: el miedo del protagonista ante la vida familiar, ante todo lo que le lleve a implicarse emocionalmente en algo, a quedarse “desarmado” ante alguien… en el fondo es el miedo a comprometerse en un proyecto personal que suponga “darse” a alguien.

    No está cómodo en las relaciones personales que traspasan lo profesional. Se siente traicionado interiormente cuando vuelve a aparecer “Beckam”. Intentó dar un paso adelante, quitarse parte de su escudo y ahora se siente fuera de lugar y no sabe como reaccionar. La conclusión es que en la siguiente bomba a desactivar se inhibe de la problemática personal y cuando ve que no puede hacer nada se va sin niguna muestra de consuelo.

    La conclusión final es que vuelve a la guerra porque no sabe luchar la suya con su mujer y su hijo. No hace ni el esfuerzo de preguntar qué les gusta (en el supermercado). No es sólo que se sienta desubicado, es que no es capaz de hacer el esfuerzo de quitarse su coraza emocional y sentirse desvalido ante alguien.

  3. Julio

    Tienes razón, κριτικός . Y pocos han comentado ese aspecto más frágil del protagonista, y han destacado el asunto bélico o -como mucho- la necesidad de descargar adrenalina. Demasiadas profundidades para una crítica de consumo diario.

    Gracias por tu aportación, y un saludo

  4. La Mirada de Ulises » Blog Archive » El mejor cine de junio y julio

    […] seco y contundente Michael Haneke, “Un tipo serio” de los Coen más judíos, y la oscarizada “En tierra hostil” son algunas de las propuestas más comprometidas y críticas. El magnífico documental […]

  5. La Mirada de Ulises » Blog Archive » El mejor cine de 2010

    […] * Después de hacer la ultima selección para quedarnos el Top 10, se quedaron fuera de la lista las siguientes, también buenas películas: “La verdad de Soraya M.”, “Air doll”, “Las posibles vidas de Mr. Nobody”, “La nana”, “La Bohème, de Puccini”, “London river”, “Fantástico Sr. Fox” y “En tierra hostil”. […]

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve