Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Las Medallas del CEC marcan el camino a los Goya

A la espera de lo que ocurra con los Goya, El Círculo de Escritores Cinematográficos (CEC) ya se ha expresado y concedido sus Medallas al mejor cine español del 2009. Fue el pasado lunes 8, en Madrid, cuando “Celda 211” se llevó el premio a la mejor película, Daniel Monzón el del mejor director, y Luis Tosar el de mejor actor principal. No fueron los únicos galardones que la llevaron a ser la triunfadora de la noche porque también Cristina Pastor fue reconocida por su montaje, y Roque Baños por su música. Y uno se pregunta, ¿dónde estaba “Ágora”? Pues seguramente preparándose para los Goya, donde recibirá su baño de multitudes y unas cuantas estatuillas (no sólo la de vestuario, categoría inexistente en los premios del CEC). El caso es que la Academia no premia lo mismo que el público ni que la crítica, y por eso ahora este trabajo de Alejandro Amenábar se fue de vacío.

La otra triunfadora de la noche de las Medallas del CEC fue “El secreto de sus ojos”, coproducción hispano-argentina dirigida por Juan José Campanella. Buena película, cercana al espectador y a la industria, y más que correcta en su realización. Pero lo más destacable en ella eran sus interpretaciones, y por eso Soledad Villamil fue considerada la mejor actriz del año, y Guillermo Francella el mejor actor secundario; también Ricardo Darín podría haberse llevado su premio, pero tenía un duro rival en Luis Tosar. Las alforjas de “El secreto de sus ojos” se completaron con el mejor guión adaptado y el de fotografía, con lo que entre las dos películas citadas se habían repartido ya los principales premios. El que se concede a la revelación del año fue para por “Planet 51”: nada que objetar porque mérito y calidad no le faltan, aunque mi apuesta era por Mar Coll y su opera prima “Tres días con la familia” (seguro que tendrá muchas oportunidades esta catalana en posteriores ediciones).

En cuanto a otros galardonados en la noche del CEC, había interés por saber qué película extranjera era considerada como la mejor. La última votación hizo que la elegida fuera “Gran Torino” de Clint Eastwood, y que se quedasen con la nominación otras como “Up”, “La clase”, “Katyn” o “Slumdog Millionaire”: todas eran grandes películas, con lo que nadie puede pensar en una injusticia, ganase quien ganase. Por su parte, el documental “La mirada de Ouka Leele” de Rafael Gordon fue el más valorado en su categoría. Y por último, dos premios especiales: para la periodista Mary G. Santa Eulalia por su trabajo en favor del cine, y la Medalla de Honor para la actriz Concha Velasco por toda su carrera, sobre la que huelgan comentarios. Veremos qué nos dejan los Goya –en directo real y sin anuncios televisivos, nos dicen para fomentar el seguimiento de la ceremonia–, pero todo indica que año tras año merecen mayor crédito estas Medallas del CEC que las estatuillas de la Academia.

En las imágenes: Fotografías de la Gala de Medallas del CEC 2009: Daniel Monzón y Concha Velasco. Composición con los carteles de algunas las películas premiadas. Copyright © 2009 Antonio Santos. Todos los derechos reservados.

Publicado el 10 febrero, 2010 | Categoría: Año 2009, CEC, Opinión

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve