Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Seminci’54, martes 27: El amor y la culpa irrumpen en la Seminci

Cuando llegamos al ecuador del Festival, una dosis de romanticismo no viene mal para respirar después de tanto problema social y existencial como vimos ayer. Por eso, hoy amanecimos con dos historias de amor aunque de distinta factura y procedencia. Tanto el belga Pieter Van Hees en “Dirty Mind” como Max Meyer en “Adam” se acercan a individuos que buscan el amor entre las dificultades de la incomunicación, y ambos dejan entrever el reverso de un mundo de soledad y doblez que acecha. Pero mientras que “Dirty Mind” lo explora en la superficie y con una historia tratada un tanto simple y toscamente, “Adam” se atreve a poner una dosis de sutil romanticismo y matices en el retrato de personajes. También estéticamente sus caminos son dispares, y la primera opta por una fotografía de poca definición y factura televisiva, mientras la segunda camina por los terrenos de la comedia romántica americana con cierto toque independiente. “Dirty Mind” se centra en un especialista de cine de acción que sufre un cambio de personalidad tras un accidente en un rodaje: deja de ser un perdedor y tímido individuos convertirse en un audaz y desinhibido seductor que busca amor y sexo, para empezar con su neuróloga. Sin embargo, sus devaneos y evolución no van más allá del tópico superficial –lo mismo que los secundarios– y todo se queda en un romance grueso y muy previsible, con mucho ruido y pocas nueces.

Mucho mejor sabor deja “Adam”, triunfadora en el último Sundance, comedia romántica americana al uso que se centra en el personaje del título, un joven con síndrome de Asperger al que le cuesta relacionarse por la dificultad en saber qué siente y piensa el otro: no es desinhibición sino incapacidad para no decir lo que piensa o para no creer literalmente y a pies juntillas lo que se le dice. Se ha enamorado de su guapa vecina Beth, que trata de sacar adelante la relación, siempre con la inquietud de si realmente la quiere o sólo necesita de ella… personajes cercanos a los Hollywoodienses pero con sus pliegues y un desenlace incierto, para una película entrañable y conmovedora, con una excelente banda sonora y una brillante interpretación de Hugh Dancy, que transmite toda la perplejidad y contingencia de su extraño personaje. Una bella y tierna historia de amor, y una apuesta por la sinceridad y la nobleza en un mundo de mentiras y apariencias.

Seguimos con otro Adam pero situado en el polo opuesto, porque se trata de un individuo con el don que suscitar admiración en el entorno y de intuir lo que sineten hasta los perros o controlar absolutamente su cuerpo. Es el protagonista de “Adam Resurrected”, drama de un Paul Schrader que vuelve por sus fueros al recrear la historia de un showman, del más célebre payaso de la Alemania que encontraron los nazis, tratada desde que era un feliz padre con dos hijas hasta que se convirtió en el perro bufón del comandante Klein en el campo de concentración, para terminar en el presente como interno en un Instituto psiquiátrico de recuperación en Israel. Drama sobre los demonios interiores que obsesionan y torturan a este hombre que vive entre la culpa de no haber hecho más por su familia y el enfrentamiento con un Dios que desoye el sufrimiento y la injusticia. Estamos ante el Schrader más puro, que crea personajes con una historia personal a la vez que encarnan ideas y preguntas existencialistas y religiosas, con un pasado en blanco y negro y un presente en medio del desierto… plasmación gráfica del interior de unos muertos en vida que arrastran heridas sangrantes. Buen trabajo de Jeff Goldblum y Willem Dafoe en un episodio del pasado que Schrader trata como una representación de la vida, y que culmina con la necesaria redención de Adam en la figura del joven cachorro y del fuego extinguido por el perdón. Junto a la arriba referida “Adam” y la francesa “El erizo”, de momento estas son las tres mejores cintas vistas en lo que va de Seminci.

En las imágenes: Fotogramas de “Adam” – © 2009 Fox Searchlight. Distribuida en España por Hispano Foxfilm. Todos los derechos reservados. De “Adam resurrected” – © 2008 3L Filmproduktion, Adam Productions, Bleiberg Entertainment y July August Productions. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 28 Octubre, 2009 | Categoría: Año 2009, Opinión, Seminci

Etiquetas: , , , , , , , ,

Un comentario en “Seminci’54, martes 27: El amor y la culpa irrumpen en la Seminci”

  1. La Mirada de Ulises » Blog Archive » Seminci’54, días 30 y 31 y palmarés: Francia y Sam Mendes ponen la guinda de calidad, y el serbio Paskaljevic se lleva su tercera Espiga

    […] ni tampoco en su propia filmografía. Nuestra favorita era, como es sabido, “El erizo” o “Adam Resurrected”…  aunque la mejor se dejara fuera de la carrera por la Espiga y para clausurar la Semana: […]

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve