Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Anticristo”: Bajada a los infiernos de Lars von Trier

[6/10] La pérdida de un hijo y la profunda sensación de culpa dejan a la madre sumida en el dolor y en la tristeza más insufrible. Su marido trata de ayudarla con una terapia en la que se enfrente a la causa de sus miedos, yéndose a su casa del bosque para someterse al mayor de los sacrificios en una catarsis tan violenta y cruda como excesiva y transgresora. En la promoción de “Anticristo”, Lars von Trier ha declarado que la concibió como terapia para salir de su propia depresión: no podía ser de otro modo en un intento por comprender las contradicciones y paradojas que se alojan en la mente enferma, por exculpar a quien se mueve con ansiedad o dolor extremos que anulan la libertad, por enseñar el camino del Edén a tantas mujeres sacrificadas en el pasado y enviadas al infierno. Ese parece ser otro de los mensajes de tolerancia de quien estudia la naturaleza humana y lo hace de manera acrítica hasta identificarse con las víctimas y pagar con la misma moneda a sus verdugos.

Siempre el director de “Dogville” ha pretendido -y conseguido- desconcertar y provocar al espectador, jugar con él y con sus emociones de manera brutal buscando una reacción sin medias tintas. Sus historias son extremas y su dramatismo seco y contundente, mientras que su puesta en escena es rupturista y trata de conmocionar para empujar a la reflexión. Es un cine cerebral pero a la vez ilógico y visceral, con problemáticas existenciales que se precipitan por la irracionalidad de unos sentimientos a los que se ha quitado el freno y avanzan hacia la tragedia. “Anticristo” no se desvía de esa óptica emocional ni del recorrido fatalista y tenebroso, pero ahora Lars von Trier -quizá empujado por su propia situación personal- da un paso más hacia lo terrorífico y escandaloso, se abandona al efectismo menos disimulado y a la mayor de las complacencias, ya desde un prólogo en que unos acordes de ultratumba y una cámara al ralentí se deleitan en la tragedia, aunque es cierto que logrando una gran belleza visual en blanco y negro mientras suena la música de Händel.

Continuos primeros planos para buscar el dramatismo de los rostros y un montaje sincopado brusco que transmite violencia, una cámara nerviosa que se desplaza con los personajes y que genera cierta ansiedad e inquietud, una cuidada y bella fotografía que crea atmósferas agobiantes, y escenas surrealistas tan estilizadas como pretenciosas. En su manierismo y narcisismo, Lars von Trier llega incluso a asumir el papel del terapeuta soberbio y desencantado para someter al espectador a un primer capítulo pesado en su discurso donde parece que vuelca su experiencia, para después hacerle bajar a los infiernos y someterle a una escalada de reproches, violencia, sexo y masoquismo insoportable. Con ello parece decir que así es la naturaleza humana dañada por la locura, capaz de todo hasta límites insospechados y contra quien uno más quiere, pero en este caso lo suyo es el exceso y lo desmedido, lo brutal y lo que fácilmente genera repulsa o morbo… un camino poco sutil y muy tremendista que a muchos echará de la sala. Sin duda, estamos ante un ejercicio más de egocentrismo, con un toque de solemnidad que quiere evocar a Andrei Tarkovski (no sólo en la dedicatoria, sino en la misma idea de sacrificio y de la culpa, o en las metáforas del incendio o de la lluvia… de bellotas en este caso, o en la abundante simbología religiosa), pero al que le falta la mesura y precisión, la desnudez narrativa (no de la otra, que abunda), la profundidad conceptual del director ruso.

Sin duda, las interpretaciones de Willem Dafoe y Charlotte Gainsbourg -mejor actriz en Cannes- son excelentes al reflejar todo el infierno del dolor y de la enfermedad, y sus rostros dejan que la cámara se adentre en el infierno que viven en su interior, para acabar descubriendo que el verdadero “enemigo” -el Anticristo que está en el vértice de la pirámide- es uno mismo y que en eso consiste la enfermedad. Mucha dureza, mucha crudeza y mucho sadismo -también misoginia- para una cinta que no se puede recomendar indiscriminadamente porque está hecha desde el sufrimiento y lleva al sufrimiento y a la incomodidad. El espectador recorrerá cada episodio viendo cómo se va encogiendo en la butaca entre la tristeza y la ansiedad, entre el dolor y la desesperanza -son los cuatro capítulos de su estructura-, en medio de mucha violencia emocional, física y visual hasta que  lleguen los “tres mendigos”… y concluya con un enfático epílogo de luz y redención.

Calificación: 6/10

En las imágenes: Fotogramas de “Antichrist” – Copyright © 2009 Zentropa Entertainments23, Zentropa International Köln GmbH, Slot Machine, Liberator Productions, Arte France Cinéma, Memfis FIlm International, Trollhättan Film y Lucky Red. Fotos por Christian Geisnaes y Tom Trambow. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 21 Agosto, 2009 | Categoría: 6/10, Alemania, Año 2008, Críticas, Dinamarca, Drama, Francia, Italia, Polonia, Suecia

Etiquetas: , , , , , , ,

14 comentarios en ““Anticristo”: Bajada a los infiernos de Lars von Trier”

  1. Individuo Kane

    Ésta sí me la pierdo.
    Muchas veces he dicho que no pensaba ver más películas de Lars von Trier y siempre he acabado rectificando, acudiendo a ellas, presenciando cómo tensa la cuerda hasta el límite.
    Parece que la cuerda se rompió, finalmente. Ésta peli la dejaré pasar. Esperaré a que von Trier recupere la cordura. (Hasta donde puede recuperarla; si no, no sería von Trier).

  2. El unicornio

    Hola Julio, me preguntaba si leeremos pronto tu crítica de Mapa de los sonidos de Tokio… me gustaría mucho ver qué te ha parecido.
    De Anticristo… como Individuo K., paso.

  3. El patan

    Una pelicula EXCELENTE que todos los que se reconocen como “cinefilos” deberian ver.
    No importara si la aman o la odian porque es una pelicula imprescindible y nunca la olvidaran.

  4. La Mirada de Ulises » Blog Archive » “Expediente 39″: Demonios interiores

    […] No solo Lars von Trier ha decidido bajar a los infiernos para mostrarnos el mal en estado puro. También el alemán Christian Alvart se esfuerza por […]

  5. AciDia

    Pues me parece injusta la puntuación de 5/10, un sufi, un 5 es poco, muy poco. Y esta peli o gusta o no gusta, pero creo que una critica debe ir mas allá que eso. La primera escena preciosa en blanco y negro, el ambiente aislado de los dos unicos personajes, el sexo explicito, la violencia brutal pero necesaria… nos regalan un peli unica, diferente y que no se despegará de nuestras retinas en unos días. En una critica de filmaffinity alguien decia que lo unico que no le gustaba de la pelicula era el cartel y el trailer, pq invitaban a un espectador equivicado (el de palomitas y la novia al lado) no sabiendo estos pobres a lo que se iban a enfrentar- y no me refiero a una peli dura, si no a un director fuera de lo comun-

    Por cierto, me recordo a la violencia de “Irreversible” de Gaspar Noé, una pelicula también “dura” y con dos excelentes interpretaciones.

  6. Julio

    Me parece bien, AciDia, que quieras darle más a esta película. Estoy contigo en que es una cinta -y un director- fuera de lo común y que no se olvida, que hay pasajes como el prólogo o la ambientación… que están muy conseguidos. Pero también pienso que se excede en demasía al cargar las tintas y al emplear recursos… y que esa falta de mesura hace que pierda equilibrio y dominio de la situación, para entregarse al narcisismo y a lo visceral, y enganchar (o provocar el rechazo) a un espectador… por la vía fácil. Eso sin tener en cuenta lo que haya de provocación-promoción…, que es un asunto diferente. Me parece un director muy interesante, pero también pienso que ésta no es de sus mejores películas, y eso que soy uno de sus seguidores.

    Ya que has hecho otro comentario en la crítica de “Frozen River”, te diré que ésa me pareció mejor (para darle mejor calificación, porque poco tienen que ver, evidentemente), porque está “más medida” a la hora de crear ambientes, porque es “más sutil” al retratar personajes…

    Digo lo anterior al margen de gustos, porque mi intención es centrarme en la calidad de cada película. Con todo, veo que coincidimos en un tipo de “cine de autor”, y me alegro. Un saludo,

  7. El unicornio

    “Una pelicula EXCELENTE que todos los que se reconocen como “cinefilos” deberian ver”.

    No no no no no y no. El deber sólo para pagar a Hacienda. En el cine no hay nada obligatorio, mucho menos ver una boutade cuyas virtudes quedan diluidas en una arrancada de violencia que, como todas las violencias, no es nunca “necesaria” (por mucho que nos la quieran vender como tal).

    Uno puede seguir vivo sin ver a la Gainsbourg mutilarse salva sea la parte, gracias.

    Y no por eso deja de gustarte el cine. Tanta modernez y tanta bobada.

  8. AciDia

    En la vida: paz y amor hermano.

    En el cine, en cambio, ¿pq no va valer todo o casi todo?
    El que te transporte a sitios que desconozces o que incluso ni siquiera sabías que pudieran existir (como lo que hace la protagonista con las tijeras, o esa eyaculación sangrienta) le da un ++ no te parece?
    ¿Los límites? El estomago del espectador, por supuesto.
    Como recomendaba mas arriba si ves Irreversible de Gaspar Noé me comentas si te parece o no “necesaria” la violencia extrema que hay en esta peli.

    Yo lo único que pido a una peli, es que me compense los 6€ de la entrada.

    Modernez y bobadas las snuff movies o incluso el dogma. El resto, wellcome!

    Mas verborrea en el siguiente post!

  9. El unicornio

    Paz, paz, pero hermana :-)

    “El que te transporte a sitios que desconozces o que incluso ni siquiera sabías que pudieran existir (como lo que hace la protagonista con las tijeras, o esa eyaculación sangrienta) le da un ++ no te parece?”

    Te respondo como se respondía Haneke a sí mismo hablando de Funny Games: el espectador que no necesitase ver su película se saldría del cine. Pues a mí me pasa lo mismo con el señor Trier (que no “von”): que hay cosas que no “necesito” ver. Por lo tanto, directamente ni voy. Estoy harta ya de tanta glamourización de la violencia porque sí, porque a ellos les apetezca, con sus traumas (Lars) o sus egos (Quentin).

    Pa ellos, pa ellos.

  10. Gekkho

    Lars, una vez más te has pasado, deberías de meterle una etiqueta de advertencia en tus pelis, seguro que algun@s se van a quedar pillado con esta última.

  11. La Mirada de Ulises » Blog Archive » El contenido y la forma del séptimo arte: una aproximación

    […] “moralidad esclava” causante de la culpa original. A día de hoy los títulos del atormentado Lars Von Trier, la desorientada brújula de Chris Weitz (que no deja de subestimar a la juventud con historias […]

  12. La Mirada de Ulises » Blog Archive » La cuesta de enero y la llegada de los Oscar® determinan la cartelera

    […] con alienígenas y humanos que dan miedo y risa casi a la vez. Lo que provoca pavor y repulsa es “Anticristo” por la excesiva dureza y la falta de medida y contención de Lars von Trier al retratar sus […]

  13. La Mirada de Ulises » Blog Archive » “Submarino”: En busca de la comedia nórdica

    […] este universo dramático, porque tiene muchos seguidores existenciales… desde Lars von Trier (“Anticristo”) o Susanne Bier (“Hermanos”) hasta el mismo Thomas Vinterberg pasando por Daniel Alfredson […]

  14. Teresa

    Antricristo es una de las mejores películas que he visto en mi vida.

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve