Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Imaginación y buen tiempo para un mayo de cine

En algunas latitudes comenzamos a disfrutar del buen tiempo y a contemplar en el horizonte las vacaciones. Al menos, a ello contribuyen algunas de las películas que la cartelera nos ha ofrecido en el pasado mes de mayo. Porque ese era el ambiente que se respiraba en la polaca “Un cuento de verano”, magnífica fábula de un niño que sueña con que su padre vuelva a casa, y que inventa toda una serie de historias y fantasías para lograr su objetivo. Con sutilidad y abundantes elementos simbólicos, con frescura y espontaneidad, Andrej Jakimowski nos hace amigos de este simpático chaval en un cuento de madurez en donde lo poético y lo realista se dan la mano gracias a un toque mágico. También en verano tiene lugar la historia de Gianni y las cuatro viejecitas alojadas en su casa romana durante las “Vacaciones de Ferragosto”, simpática comedia con ecos neorrealistas y un costumbrismo amable, con una mirada humana a la ancianidad y un toque irónico-crítico que no se ceba en exceso.

Otra historia imaginativa con un niño de protagonista y un verano por medio es la que Michael Winterbottom nos ofrece en “Génova”, drama con la muerte y la sensación de culpa a la espalda, que se intenta aliviar en tierras italianas con un viaje un tanto turístico y escasa emotividad, pero que puede gustar a cierto público. Y si no había suficiente cine con la imaginación como protagonista, ahí está “Sueños de juventud” del checo Jan Svěrák, ejercicio de evasión de un recién jubilado que se niega a renunciar al amor y que busca mantener las relaciones humanas en un mundo de tecnología que no es el suyo; una película complaciente que se ve con gusto y que ha tenido varios premios del público en festivales.

De tono más cultural y para un público más minoritario es la refinada “Séraphine”, biopic de la pintora francesa del mismo nombre donde se recogen sus comienzos desde que era mujer de la limpieza en un pueblo cercano a París, hasta que triunfa con el apoyo de un marchante que descubre en ella originalidad, fuerza y autenticidad. Su director Martin Provost nos ofrece una cinta de gran sensibilidad, rica fotografía y un tempo adecuado para contemplar el espíritu de esta artista naif, interpretada magníficamente por Yolande Moreau. En el documental “Una cierta verdad”, asistimos también a retratos llenos de humanidad, aunque en este caso su director Abel García Roure mire a personas con esquizofrenia que nos permiten ver con sus ojos y sentir con su corazón para entender mejor el misterio de su enfermedad.

Con sello de autor y para cinéfilos, podemos recomendar “La belle personne” de Christophe Honoré en torno a los problemas afectivos de un grupo de estudiantes de un instituto francés, con una espléndida fotografía y siguiendo la huella de Philippe Garrel; y también “Liverpool”, una historia mínima del argentino Lisandro Alonso que ha triunfado en distintos festivales, con escasos diálogos que nos hablan de la soledad y de la búsqueda de felicidad. Pero para quien sólo quiera evasión y entretenimiento, mejor que vea “X-Men Orígenes: Lobezno” para asistir a los comienzos del héroe de la Marvel, aunque es cierto que a algunos de sus fans no le ha gustado esta cinta de Gavin Hood.

En el terreno del dvd, rescatamos dos del mes pasado: la francesa “Las horas del verano” que encantará a los amantes del cine de autor, y la americana “Australia” que incorpora todos los convencionalismos y pretensiones de un cine comercial que quiere imitar al más clásico. Más época dorada encontramos en el remake de James Mangold “El tren de las 3:10”, mientras que Disney también volvía a sus primeros tiempos con “Bolt” -ahora de la mano de Pixar- con una cinta amable y llena de valores que encantará a los niños. Por otro lado, los incondicionales de Wong Kar-Wai están de enhorabuena porque tienen a su disposición “My Blueberry Nigths”, nuevo melodrama sobre el amor y el desamor, con la misma estética y sensibilidad de sus obras anteriores aunque ahora con producción y actores americanos; mientras que los de Clint Eastwood pueden disfrutar igualmente con “El intercambio” para ver las tribulaciones de una Angelina Jolie -gran trabajo- a la que se le priva de su hijo y de otras cosas necesarias en la vida. Por último, “The Spirit” llevaba a la pantalla el cómic de Will Eisner y la batalla entre el psicópata Octopus y el guardián del antifaz, con un deslumbrante diseño artístico que llegaba a eclipsar la trama narrativa; mientras que “Vals con Bashir” volvía al genocidio nazi para relacionarlo con la guerra del Líbano, en una película visualmente impactante, narrativamente algo pesada y discursivamente ideologizada.

En las imágenes: Fotogramas de “Un cuento de verano” – © 2007. Distribuida en España por Sherlock Films. Todos los derechos reservados. De “Sueños de juventud” – © 2007. Distribuida en España por Karma Films. Todos los derechos reservados. De “Séraphine” – © 2008. Distribuida en España por Golem. Todos los derechos reservados. De “Las horas del verano” – © 2008. Distribuida en España por Baditri. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 2 Junio, 2009 | Categoría: Año 2009, Hollywood, Recomendaciones

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve