Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

El cine no es sólo cuestión de dinero

κριτικός (kritikós).- Estoy firmemente convencido de que cualquiera estará de acuerdo con el título que he escogido para estas líneas y, vista la línea de mis anteriores colaboraciones, a ninguno de los lectores le extrañará que yo lo afirme. Los motivos que me han llevado a escribir hoy sobre este tema han sido dos acontecimientos dispares que me han sucedido esta semana y que paso a relatar.

En primer lugar, he podido recuperar para mi bagaje cinematográfico una película que me había quedado con ganas de ver en las salas: “Appaloosa” dirigida por Ed Harris. Después de mi sesión privada (en DVD y una pantalla más bien pequeña) me quedaron todavía más ganas de haberla contemplado en pantalla grande y formato panorámico. Los paisajes son realmente buenos y la fotografía sabe captarlos con el tono preciso para que se aprecien. Me encontré, sin haberlo buscado, con un western “old-fashioned”, de la vieja escuela. Con unos personajes bastante bien delineados y bebiendo en las fuentes fordianas, donde se puede reconocer la llegada de la ley a un pueblo como en “El hombre que mató a Liberty Valance”, la unión de dos personas en una misión durante años como sucede en “Centauros del desierto” (también la escena de la partida de la persona que no encaja en la vida hogareña), y las posturas de Wyatt Earp sentándose en el porche y apoyando los pies en la baranda una vez que es sheriff en “Pasión de los fuertes”. Una historia que pivota en la amistad de dos hombres que han sabido unir sus destinos y separarlos cuando es preciso, en la que la palabra dada tiene valor fiducial y donde los personajes son humanos, tienen debilidades pero gracias al apoyo mutuo y a la confianza logran superar las dificultades. En definitiva, como cita en un “post” el editor de este blog, una película de aquellos maravillosos años… en que el cine no mataba por la espalda.

¿Qué tiene que ver esto con el dinero del cine? se preguntará el lector. Pues mucho, porque es una película que salió adelante prácticamente sin presupuesto. Cuenta Ed Harris (director, co-guionista, productor y actor) que leyó el libro de Robert B. Parker y quedó cautivado por la historia, con lo que se propuso filmarla. Como no tenía suficiente dinero (ponía el propio) habló con los actores y técnicos que consideró más adecuados y les dijo: “Léete este libro; quiero hacer una película basada en él y quiero que tú participes. Pero no tenemos suficiente dinero para pagar tu precio”. Al menos le salió bien la jugada en el caso de los otros tres actores principales (Viggo Mortensen, Renée Zellweger y Jeremy Irons) y en el del director de fotografía (Dean Semler). Y así todos renunciaron a una parte muy importante de su caché inicial, se filmó en dos meses con una sola localización porque no había dinero para más, cuando se levantaba viento no podían parar de filmar… y de hecho hay bastantes escenas polvorientas, se hizo en celuloide panorámico cuando las cinco últimas películas del director de fotografía no habían sido en ese formato, y casi no hubo postproducción. Pero lo importante es que todos creyeron en la idea y estuvieron dispuestos a renunciar a algo para sacarla adelante. Desde luego, ha recuperado la inversión… pero eso no es para mí lo más importante. Lo más importante es que Ed Harris tuvo un sueño y no escatimó medios para sacarlo adelante porque creía firmemente en él. Hay muchas películas que han salido por el empuje de unos pocos convencidos que han puesto en juego su patrimonio (económico y de amistades), sin esperar a que les caiga un “maná” del cielo en forma de subvención.

Y el segundo suceso que cito al comienzo del artículo es que el pasado 11 de mayo el Observatorio Europeo del Audiovisual emitió su informe anual sobre los resultados de este sector de la industria en toda Europa. La lectura del informe sobre el cine europeo en el 2008 refleja que, “pese a ser el tercer país productor de filmes de Europa, el cine español sólo atrajo el año pasado a un 1,4% del público europeo”, algo que me reafirma en la opinión de que estamos en caída libre (2,1% en 2007, 2,8% en 2006). No es de extrañar que nuestro país sea donde más ha bajado la asistencia a las salas de cine: un 7,8% menos que en 2007. Cada vez va menos gente al cine y cada vez vemos menos cine europeo.

Hasta aquí nada que no hubiera dicho en mis anteriores colaboraciones, pero resulta muy clarificador saber que no somos sólo los españoles, los europeos tampoco aprecian nuestro cine: entre las veinte producciones europeas más vistas en Europa no hay ninguna española. No obstante, lo más triste viene al final: el Observatorio Europeo del Audiovisual destacó la buena salud del cine de la UE, pues se han batido marcas de número de películas producidas y se produce un aumento general de los espectadores europeos en las salas de cine un +0,5%. Pero si nos comparamos con los países de nuestro entorno… es para llorar: Alemania +3,2%, Francia +6,7%, Inglaterra +1,1%; sólo Italia con un resultado de -4,1% (pero explicado porque el año pasado fue excepcional) está en negativo. Ya no nos queda ni el recurso de achacárselo a la crisis. Un comentario en castellano sobre estos datos se puede leer aquí. Recomiendo leer el informe original donde están todos los datos y el análisis que se hace en el resumen. Cito textualmente:

“Los espectadores han disminuido en 9,1 millones en España y cerca de 4,8 millones en Italia, acumulan el 75% del descenso observado en la UE. Mientras que el descenso anual en Italia sigue a un año 2007 de excepcionales resultados, en España muestra el cuarto año consecutivo de reducción de público”

“Admissions decreased by 9.1 million (-7.8%) in Spain and by around 4.8 million (-4.1%) in Italy, cumulatively accounting for 75% of the total decrease observed in the EU. While the year-on-year decline in Italian admissions followed exceptionally good results in 2007, Spain saw its fourth consecutive year of shrinking attendance”


El dicho popular asevera que el dinero no da la felicidad, pero a nuestro Gobierno y a nuestros cineastas habría que convencerles de que tampoco da el oficio, la creatividad ni la calidad cinematográfica (ni el éxito, “of course”).

En las imágenes: Fotogramas de “Appaloosa” – © 2008. Distribuida en España por TriPictures. Todos los derechos reservados. De “Mamma mia! La película” – © 2008. Distribuida en España por Universal Pictures International Spain. Todos los derechos reservados. De “La vergüenza” – © 2009 Avalon Productions. Distribuida en España por Avalon. Todos los derechos reservados.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someone

Publicado el 17 mayo, 2009 | Categoría: Colaboraciones, España, Industria y taquilla, Opinión

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

6 comentarios en “El cine no es sólo cuestión de dinero”

  1. Individuo Kane

    Nada que decir respecto a las cuestiones económicas: totalmente de acuerdo.
    De “Appaloosa”: también me fascinaron esas escenas en el porche, serenas, tranquilas, pausadas, bien encuadradas, fotografiadas, pronunciadas e interpretadas. Son largas, contemplativas, pero no aburren. La expresión de porqué dos amigos son realmente amigos.
    No me gustó Zellweger. Era un personaje con mucho potencial y creo que cualquier otra actriz con ganas de destacar le habría sacado más partido.
    En conjunto sí me gustó. No necesitan mucha acción porque “todos saben disparar” y los tiroteos son rápidos. Y, sin embargo, hasta en los momentos más contemplativos, el ritmo está plenamente conseguido.

  2. Laura

    Hola, un placer leerte, aunque esta vez tengo que decirte que me esperaba algo más de la película… QUe el papel de la mujer aparece absolutamente caricaturizado… Y alñgunas escenas dan pena, más que risa…
    Prefiero cine de vaqueros de verdad…, de SAm P. o las de John Wayne…, James Stewart… o incluos gene hackman de joven.. (no me cauierdo de los títulos). Por cierto Billy el niño sabía hablar español…
    Todavía no he visto las películas que me recomendasteis, sigo atenta a la escuela de Barcelona.

  3. κριτικός

    Estoy de acuerdo contigo Laura en que no es una película redonda y que le falta algo para poder compararse a las películas que se citan en el “post”. No obstante el libro tampoco va más lejos y la película es bastante fiel al origen literario.

    Yo me quería fijar más que en la película en sí en el proceso de llevarla a cabo. Ese luchar por una idea, el ser apasionado, estar dispuesto a renunciar a mucho por algo en lo que crees. En definitiva, no esperar que te den las cosas hechas y estar continuamente mendigando ayudas porque no consigues “vender” tu cine. Algo que podemos comprobar casi a diario en nuestro país leyendo las noticias: Hoy Alex de la Iglesia (sucesor de García Sinde) vuelve a lo mismo. En españa no se puede vivir del cine porque las películas se descargan de internet. Patético.

  4. Laura

    DE acuerdo, totalmente de acuerdo. Pero ¿quién se baja una peli en español?¿?¿, ajajaja. Ese el perincipla probelma, no reconocer el cáncer cuadno ya se ha convertido casi en metástasis…
    Gracias, tengo que decirle aJulio que me recuerde las pelis que me propusistéis para ver de cine español.

  5. Julio

    Laura, las películas españolas de las que hablamos en su momento eran las siguientes: “La soledad” de Jaime Rosales, “La leyenda del tiempo” de Isaki Lacuesta, y por encima de ellos las de Víctor Erice (“El espíritu de la colmena” y “El Sur”); de Erice es también “El sol del membrillo”, magistral aunque algo más difícil de ver.

    En la Escuela de documentalistas de Barcelona están José Luis Guerín con “En construcción” o “En la ciudad de Silvia” por ejemplo, y también Mercedes Álvarez con “El cielo gira”: tienes que tener en cuenta que son documentales de creación, con escasa historia narrativa y mucha carga poética y de lenguaje de la imagen, consideraciones sobre el paso del tiempo, lo efímero… No sé si serán de tu gusto.

    También de Barcelona son interesantes aunque pesimistas y poco esperanzadoras las de Cesc Gay (“En la ciudad” y “Ficción”) y quizá no te gusten, y de Roser Aguilar (“Lo mejor de mí”).

  6. Laura

    gracias. Las pocos esperanzadoras… las veré en otro momento pero me las apunto esta vez, gracias, también por tu paciencia.

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve