Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

“Bolt”: La «caja tonta» de las mentiras y las verdades

La última creación de animación de Walt Disney tiene más complejidad de lo que parece. La historia de “Bolt” mezcla y confunde desde el inicio realidad y ficción, algo sobre lo que los teóricos del cine llevan discutiendo desde hace décadas, y que muchas películas han recogido en innumerables ocasiones. Tras la primera escena advertimos que el secuestro del padre de Penny y la persecución que sufren la niña y su perro son parte de una serie televisiva y, por tanto, mentira de cabo a rabo. Pero también sabemos que no lo es para el simpático y leal Bolt –un nuevo Truman en el gran teatro del mundo–, que inicia su particular camino de acercamiento a la realidad y de conocimiento de sí mismo. Si primero vivía en un falso mundo de representación creyendo que era real, ahora ha atravesado la cuarta pared para situarse en la verdad de la vida y tener que convencerse –fingir y engañarse a sí mismo, en cierta medida– de que puede ser un héroe de lo ordinario y ayudar desde esa humilde realidad a su pequeña dueña y amiga.

Mittens, una gata desencantada de los humanos, será su maestra y guía al dar los primeros pasos hacia la normalidad canina. Si al inicio le enseña a interpretar y “poner caras” que lleven a la compasión a unos humanos que les den comida, después le inicia en las actividades propias del animal de compañía, con juegos y diversiones ordinarias en cualquier perro (individuo, podríamos decir), para terminar convenciéndole de que sin poderes extraordinarios también puede realmente ser valioso y necesario, porque el principal “poder” es la amistad y la lealtad. Esa es la moraleja que Walt Disney ofrece a los pequeños que asisten a la proyección de “Bolt”, los mismos que durante la hora y media se han evadido de la realidad para creerse todo lo que la pantalla les muestra.

El otro compañero de Bolt por las carreteras de Norteamérica es el hámster Rhino, fans de un héroe al que ha seguido durante horas y horas ante el televisor. Por más que Mittens y Bolt se esfuercen por hacerle caer en la cuenta de que todo era mentira, Rhino se niega a aceptarlo y sigue en su burbuja de cristal. Lo fácil es decir que la culpa de su ceguera y comedura de coco es de la caja tonta, que le ha llenado la vida de irrealidad y fantasía. Es cierto, como también que en ese mundo de mentira ha podido aprender una verdad incuestionable: que a los amigos no se les deja por nada del mundo, y eso lo ha aprendido del Bolt de ficción y del Bolt real. Por eso, la mente de los pequeños espectadores no sufrirá daño ni desconcierto entre tanta falsedad mezclada con verdad, y habrá merecido la pena sufrir un poco y temer por la vida de sus dos héroes durante el incendio. Si la televisión fuera realmente así, otro gallo nos cantaría… y entonces habría que llamarla la caja educativa.

En las imágenes. Fotogramas de «Bolt» – Copyright © 2008 Walt Disney Pictures. Distribuida en España por Walt Disney Studios Motion Pictures Spain. Todos los derechos reservados.

Publicado el 9 diciembre, 2008 | Categoría: 7/10, Animación, Año 2008, Hollywood, Opinión

Etiquetas: , , ,

3 comentarios en ““Bolt”: La «caja tonta» de las mentiras y las verdades”

  1. Individuo Kane

    «Bolt» es una película que tiene mucho de quijotesca. No sólo por su carácter de «road movie», con el caballero andante en busca de la dama. El personaje de Rhino, creo, no es tan ingenuo como lo has pintado. Tiene mucho de Sancho Panza, de devoción por su «señor». Le sigue porque le aprecia, aunque eso le exija deambular entre el sentido común y la ficción.
    Prueba de ello es la escena en que Rhino no acepta en modo alguno, es el colmo, que introduzcan alienígenas en su serie de acción favorita. Y es, de paso, un cachete a «Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal».
    Ah, por cierto: los primeros 15 minutos de «Bolt» me parecieron mejores que «Quantum of Solace» todo junto.

  2. Julio

    No tratándose de una crítica, Individuo Kane, sino de un artículo de opinión, solo me interesaba centrarme en un aspecto: la influencia de la tele y el universo de realidad-ficción con que la imagen juega.

    En ese sentido, pienso que va más sobre la amistad que de ideales quijotescos, y que el personaje de Rhino es fundamentalmente sencillo, bueno e ingenuo al creer a pie juntillas todo lo que ha visto en la serie sobre su admirado Bolt. Quizá por eso mismo no admite variación alguna en su estructura al introducir a los alienígenas (reacción que habla también de mirada simple y fija, infantil). Pero mi post no pretendía analizar el dibujo de personajes ni el guión, ni nada…

    No he visto Quantum… no me interesa. Un saludo,

  3. La Mirada de Ulises » Blog Archive » Imaginación y buen tiempo para un mayo de cine

    […] “El tren de las 3:10″, mientras que Disney también volvía a sus primeros tiempos con “Bolt” -ahora de la mano de Pixar- con una cinta amable y llena de valores que encantará a los niños. […]

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve