Un viaje a través del cine, con el hombre
y la sociedad como protagonistas

Películas del siglo XXI para la historia

Cada década tiene sus películas, aquellas que pasarán a la historia como las más innovadoras cinematográficamente o como las que mejor recogieron el sentir de una sociedad en permanente cambio. Por eso, al hacer una selección de lo visto en lo que llevamos de siglo —y dejando al margen lo estrenado este año—, hay varios títulos que ya “han marcado una época”. Sin duda, uno de esos es “Las horas” de Stephen Daldry, recreación a tres bandas de la vida de la escritora Virginia Woolf y de su novela “Mrs. Dalloway”: su elegante diseño artístico, la hipnótica banda sonora de Philip Glass y las magistrales interpretaciones de Meryl Streep, Nicole Kidman, Julianne Moore o Ed Harris… la convierten en una obra maestra.

También es indiscutible el talento de Gus Van Sant al servirse de la imagen como cauce para trasmitir emociones y generar ambientes en “Elephant”. En ella reconstruye la tragedia del instituto de Columbine, con una cámara que coge y deja a unos adolescentes abandonados en un mundo hostil. Dura y poética a la vez, su estructura narrativa y sus planos secuencia no tienen desperdicio en ese camino hacia la destrucción que se avecina. Otro fuerte impacto emocional es el que recibe el espectador que ve “Bailar en la oscuridad (Dancer in the dark)”, experimento del polémico Lars von Trier situado entre el drama existencial, el cine de denuncia de la pena de muerte (y de Estados Unidos) y el musical; y también entre las normas del Dogma, del claqué clásico y de la fantasía surrealista.

Pero para musical “revolucionario” hay que ir a “Moulin Rouge”, donde el australiano Baz Luhrmann crea un espectáculo tan deslumbrante como sensual y dramático, en torno a una historia de amor entre Satine y el escritor Christian, interpretados por Nicole Kidman y Ewan McGregor. Decorados y vestuario, música y coreografía, montaje y giros dramáticos… todo la convierte en una película para ver más de una vez. Otros dramas los encontramos en dos películas del año pasado que merecen ser rescatadas de la memoria: “La vida de los otros” del alemán Florian Henckel von Donnersmarck, sobre la labor de espionaje de la Stasi y la redención de su protagonista a partir de la sensibilidad que esconde; y “Después de la boda”, de la danesa Susanne Bier, emocionante historia de reencuentros y segundas oportunidades para unos personajes con tanta fuerza interior como dolor y ejemplaridad.

En este nuevo milenio no podemos dejar de mirar a Oriente. De allí llegó “Deseando amar (In the mood for love)” de Wong Kar Wai, muestra de un cine de sensaciones y gusto estético que discurre al son de baladas y planos cadenciosos, para hablar del tiempo pasado y de los recuerdos, de los secretos celosamente guardados y de los afectos no correspondidos. El afamado Zhang Yimou nos dejó varias obras maestras, de las que ahora destaco “Ni uno menos”, quizá no la mejor pero sí ejemplo de esa sensibilidad exquisita y ese gusto por los detalles que refleja un esmerado diseño de producción. Y como no hay dos sin tres, destaquemos también la cuidadísima —y tristísima— “Dolls” de Takeshi Kitano.

Estados Unidos nos dejó mucho cine, pero quizá ninguna película como “El Señor de los Anillos” de Peter Jackson, multipremiada en su tercera parte con los Óscar, aunque la más conseguida sea la primera. También hay que mencionar algún trabajo de Clint Eastwood porque otra cosa sería injusto: escojamos “Mystic River”, aunque bien podría ser “Million Dollar Baby”. Por supuesto,  Francia merece un puesto en el panteón, y es difícil la tarea de elegir una representante, aunque la repercusión de “Amelie” de Jean-Pierre Jeunet hace sombra —al menos de popularidad— al resto. Y para que nadie diga que no estamos orgullosos de nuestro país, España supo recientemente reconocer en “La soledad” un modo diferente de hacer cine y de llegar al espectador: enhorabuena para su director, Jaime Rosales. Se me olvidada elogiar la animación de Pixar, que se supera en cada nueva película, y al que damos un Óscar a toda su producción.

En las imágenes: Fotogramas de “Las horas” – © 2002 Distribuidora en España: Lauren Films. Fotos por Clive Coote y Francois Duhamel. Todos los derechos reservados. De “Bailar en la oscuridad” – © 2000 Zentropa Entertainment. Todos los derechos reservados. De “Moulin Rouge” – © 2001 Bazmark Films y 20th Century Fox. Todos los derechos reservados. reservados. De “Dolls” – © 2002 Distribuidora en España: DeAPlaneta. Todos los derechos.

Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter0Email this to someone

Publicado el 1 septiembre, 2008 | Categoría: Recomendaciones

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

4 comentarios en “Películas del siglo XXI para la historia”

  1. Juan Carlos O

    Yo también añadiría “Land of plenty” de Wenders. Según mi opinión es el mejor retrato de los miedos y dudas de América (del norte) ante una situación desconocida.

  2. fiorella

    muy buenas peliculas tienes razon para el recuedfo del siglo xxI saludos
    chat online

  3. carmen

    es una buena lista de peliculas que pasaran a la historia felicidades coches besos

  4. rosibel

    estas peliculas mensionadas son muy buenas tieens que seguir sacandopeliculas buenas
    alcoholismo

Deje un comentario

Copyright © 2008 La mirada de Ulises. Todos los derechos reservados | Diseño: YGoY, modificado por rafacas | Cabecera: Echeve